Miércoles, Octubre 17, 2018

El HDR afecta mucho al rendimiento de juegos, sobre todo en tarjetas de NVIDIA

monitor-hdr

Además del 4K UHD, el HDR es la nueva tecnología que cada vez demandan más usuarios en sus monitores y televisores. El HDR cada vez se va abriendo más paso en consolas gracias a haber añadido el soporte en las nuevas Xbox y PlayStation, mientras que en PC cada vez más juegos lo soportan. Sin embargo, afecta al rendimiento más de lo que se creía.

Según tengas configurado el HDR en tu PC, puedes perder hasta el 10% de rendimiento en juegos

Aunque usar HDR parezca algo que no afecta al rendimiento, ya que sólo añade más colores a las imágenes, lo cierto es que Computerbase ha demostrado a través de 12 pruebas de rendimiento que sí que afecta negativamente al rendimiento tener el HDR activado.

La web ha hecho pruebas con 12 juegos diferentes ejecutados en 4K UHD (3840 x 2160 píxeles) con HDR activado. Y a quien menos parece afectar es a AMD, que sólo pierde de media el 2% del rendimiento, mientras que NVIDIA pierde en torno a un 10% de media de FPS. Y todo ello a pesar de que la propia NVIDIA afirmó recientemente que el HDR no suponía una bajada en el nivel de FPS de los juegos.

Esta diferencia ocurre sobre todo cuando se juega en 4K, mientras que es menos perceptible cuando se juega en resoluciones más bajas. Esto se estimaba que podía ser debido al ancho de banda o a la forma en la que la tarjeta gestiona el color, y es posible que la diferencia pueda ser arreglada mediante una actualización de drivers.

La culpa: pasar de RGB a 4:2:2

De hecho, al parecer la bajada de rendimiento se debe a que NVIDIA convierte el RGB a 4:2:2 reducido YCbCr cuando usa HDR. Si se utilizase RGB o 4:4:4, el rendimiento sería exactamente idéntico a no tener HDR activado. Sin embargo, el hecho de que los monitores con G-Sync HDR 4K conviertan el color a 4:2:2 hace que la tarjeta se vea obligado a hacerlo.

 monitor-hdr-01 monitor-hdr-02  monitor-hdr-03 

Mientras que en algunos juegos como Mass Effect: Andromeda la diferencia es imperceptible, en Destiny 2 la bajada de rendimiento es bastante abrupta. La GTX 1080 pasa de 60 a 49 FPS, mientras que la RX Vega 64 pasa de 55 a 50 FPS. En otros como Battlefield 1, AMD no pierde rendimiento, mientras que NVIDIA se deja 5 FPS por el camino (de 51,5 a 46).

Por ello, si tienes un monitor capaz de manejar 4K UHD y HDR a la vez con color completo 4:4:4, asegúrate de tener esta opción activada en el panel de control de tu tarjeta gráfica para no estar perdiendo preciados FPS cuando juegues en 4K.

 

Fuente: adslzone

¿Quién está en línea?

Hay 56 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

12231356
Hoy Hoy 1286
Ayer Ayer 1433
Esta semana Esta semana 4332
Este mes Este mes 23633
Total de Visitas Total de Visitas 12231356

Día con más
visitantes

10-15-2018 : 1613

Gracias por su visita