Viernes, Julio 20, 2018

Todos los fallos que han tenido los productos de Apple en los últimos 10 años

apple-hardware-fallos

Apple es una de las empresas con mejor marketing del mundo. Sus elevados precios y buenos diseños hacen creer a la gente que sus productos son sinónimo de calidad. Sin embargo, su historial demuestra que esto no es así, y en la última década la compañía acumula decenas de fallos en sus productos, los cuales vamos a recopilar y ver qué soluciones ha dado la compañía (Spoiler: en muchas ocasiones, ninguna).

Defensa a ultranza de Apple por parte de sus consumidores

Muchos usuarios de Apple hacen un trabajo incansable defendiendo a la compañía. Su software es rápido, los procesadores de sus móviles son muy potentes y la batería de los portátiles dura bastante. Por desgracia, algunos de sus diseños no se prueban lo suficiente, lo cual suele provocar fallos que incluso aparecen en productos nuevos en pleno 2018.

A nivel psicológico, mucha gente critica cuando un portátil de 400 euros o un móvil de 100 euros, y dicen que los productos de Apple son mejores que ellos, lo cual tiene sentido si tenemos en cuenta que su precio es hasta 10 veces superior en el caso del móvil que se está usando para comparar (por ejemplo, un Xiaomi Redmi 6 frente a un iPhone X).

Si falla un producto de Apple, intentan justificarlo porque no tienen nada más caro a lo que agarrarse, y por tanto interpretan que incluso los “mejores productos” también tienen sus fallos, sin tener en cuenta que otros ordenadores son más baratos, más potentes, más fáciles de reparar, y con una durabilidad mucho mayor. Existe un término medio entre gastarse 150 euros en un móvil Android o 1.000 euros en un iPhone.

2007 y 2008: primeros fallos en las tarjetas gráficas y bisagras de los MacBook A1126 y A1260

Los modelos de MacBook A1226 y A1260 de 2007 y 2008 tuvieron dos fallos destacables. El primero está relacionado con la tarjeta gráfica que equipaban en aquel entonces (una NVIDIA 8600M GT). Este fallo no era culpa de Apple, sino de NVIDIA por proveer chips defectuosos.

Macbook

Sin embargo, lo que si fue culpa de Apple fue la manera en la que gestionaron la garantía. La GPU iba soldada a la placa, por lo que era necesario cambiarla entera. Sin embargo, en lugar de cambiarla en los modelos estropeados, la compañía hacía que un técnico comprobase si la GPU era la culpable. Para hacer esto, era necesario que el ordenador encendiera, pero al no tener tarjetas gráficas integradas los portátiles de aquel entonces, no arrancaban.

¿Qué ocurrió? Que Apple no reemplazó las placas base de los portátiles afectados, y obligaron a pagar entre 200 y 500 dólares por arreglarlo.

Estos modelos de portátiles también tenían un fallo estructural, donde la bisagra de la pantalla estaba unida al chasis, el cual era muy fino y podía partirse. Con el paso del tiempo, una pequeña pieza de metal del chasis se soltaba, lo que hacía que la pantalla se soltase.

Finales de 2008: nuevo MacBook Pro 15″ A1286 donde el supuesto “unibody” eran piezas pegadas, y fallo en un condensador que hacía que no encendiera

Este modelo supuso la introducción del nuevo y clásico diseño que tantos años ha tenido el MacBook, que supuestamente contaba con un cuerpo unibody hecho de una única pieza de aluminio. En su lugar, eran dos piezas de aluminio pegadas. El problema es que los ventiladores del portátil echaban calor justo donde estaba la unión entre ambas piezas, lo que acababa estropeando el pegamiento y separando ambas piezas. En este caso, Apple no reconoció el fallo, y se negó a establecer un programa de reparación para arreglarlos sin coste a los clientes.

Y cómo no, este modelo también tuvo fallos a nivel interno. Un fallo que ocurría (y que sigue ocurriendo en algunos ordenadores de la compañía) era que el MCP (que incluye el North Bridge, South Bridge y la GPU) no funcionaba si se enfriaba demasiado, haciendo que el portátil no arrancase, para lo cual necesitaba que le llegase al menos 1,05 voltios.

MCP

La culpa la tenía un condensador con nombre C7771, el cual no era el adecuado. Así, este condensador sólo generaba 0,3 voltios cuando se enfriaba mucho, generando un kernel panic y que el portátil no encendiera. La solución era soldar un condensador más grande, lo cual era complicado en un portátil con poco espacio. Esto ocurrió en los modelos A1286 y A1297.

En 2010, la compañía lanzó un nuevo MacBook A1286 donde decidieron hacer el chasis unibody de verdad, arreglando los problemas que tenían con el pegamento. Sin embargo, seguían teniendo problemas a nivel interno, como apagados o reinicios aleatorios debido a que usaron un condensador de las mismas características que el que generó problemas los dos años anteriores.

Por “suerte”, para este modelo sí decidieron lanzar un programa de garantía extendida cuatro años después de lanzarlos al mercado, dando soporte sólo a portátiles que tuvieran menos de tres años. Así, los fans más acérrimos de la compañía que se lo compraron recién salido se quedan sin reparación gratuita.

2009: fallo en un cable SATA del MacBook Pro A1278

Algo tan tonto como un cable fue uno de los fallos más comunes del MacBook Pro A1278. El cable SATA que unía el disco duro con la placa base simplemente fallaba. En 2012 lanzaron un cable reforzado que también fallaba, y todavía sigue siendo un fallo que afecta a modelos fabricados en pleno 2016. Este fallo es algo único y nunca se ha dado en ordenadores de otros fabricantes.

2010: el primer gran fallo en móviles con el iPhone 4

El iPhone 4 fue el primero de varios móviles con fallos a nivel de diseño. Si cogías el móvil de una determinada manera, se quedaba sin cobertura. Aunque inicialmente dijeron que “probablemente estás cogiendo mal el móvil”, la compañía lanzó una carcasa de 29 dólares para evitar que la mano tapase las antenas. En lugar de regalarla, cobraban a los usuarios por ella, a pesar de haber pagado ya 600 dólares por el móvil.

iphone-4

El móvil también tenía algunos fallos con el botón de encendido, los cuales se rompían en menos de un año de uso, y encima siguió ocurriendo posteriormente en el iPhone 5. Después de mucho insistir, Apple reemplazó gratuitamente estos botones a los usuarios afectados.

2011: nuevo fallo gráfico en los MacBook A1286 de 2011, con demanda incluida

El MacBook A1286 de 2011 tiene el honor de ser uno de los modelos de portátil de los últimos 10 años que más fallos gráficos ha tenido. Afectaba a la gráfica de los portátiles las placas 8202915, un número que en Google nos enlaza a múltiples tutoriales sobre cómo reemplazarla. El fallo generaba que o la pantalla no encendiera, o se generasen líneas rojas verticales en la pantalla.

Apple recibió una demanda del bufete Whitfield Bryson & Mason, donde la evidencia era abrumadora. Apple se vio obligada a lanzar un periodo de garantía extendida para todos los modelos (y no sólo a aquellos comprados en los últimos 3 años como hicieron en 2010), extendiéndose hasta el 16 de diciembre de 2016.

Pero claro, reemplazar todas las placas sería muy caro. Lo que la compañía hizo fue coger las partes afectadas de las placas base y calentarlas hasta el punto de que se resoldasen algunos componentes y volviesen a funcionar… durante unos meses, hasta que volvieran a fallar. Esta técnica de meter tarjetas gráficas en el horno es “normal” que la hagan los usuarios, no una compañía como Apple que ha cobrado miles de dólares por esos portátiles. Os dejo un post de cómo un usuario revivió su MacBook de 2011 metiéndolo en el horno.

2012: el MacBook Retina también tenía problemas en la placa

El MacBook Retina llegaba con una nueva pantalla, pero con fallos de hardware en la placa base que generaban fallos en la imagen, reinicios inesperados, o que directamente no llegase señal a la pantalla. El problema afectaba a un chip de la GPU encargado de controlar el voltaje, el cual se desoldaba por culpa de usar estaño de baja calidad.

Curiosamente, si el usuario apretaba con el dedo esa parte de la placa base, el portátil funcionaba. Si lo soltabas, dejaba de funcionar. Por ello, Apple lo vio claro: quienes lo mandaban a reparar veían cómo la compañía ponía un trozo de goma encima del chip para que la carcasa hiciera presión en él, en lugar de cambiar el material usado para soldar (probablemente porque el problema tenía que ver con el diseño del PCB).

2013: El Mac Pro con forma de papelera también tuvo fallos en la GPU

Aunque no afectó a todos los modelos, aquellos Mac Pro fabricados entre el 8 de febrero y el 11 de abril de 2015 veían cómo su tarjeta gráfica moría y generaba fallos en la imagen, ausencia de señal, reinicios, cuelgues, etc. Apple lanzó otro programa de reemplazo para estos modelos afectados.

mac-pro

Este modelo, lanzado en 2013, ha sido el que vendieron al precio de lanzamiento hasta 2016: tres años después con el mismo hardware que está pensado para profesionales, muchos de los cuales se vieron obligados a pasarse a Windows y a hacerse un PC por piezas con mucho mejor rendimiento y un precio menor.

2014: iPhone 6, bendgate y problemas en la pantalla

Volvemos a los problemas en móviles. El iPhone 6 tenía un problema donde aparecían unas barras verticales en la parte superior de la pantalla. Esto era debido a la presión que se generaba sobre el móvil al llevarlo en el bolsillo en la parte superior por culpa de diseñar un chasis de mala calidad, lo cual llevó a su vez al famoso bendgate. Así, ambos móviles se doblaban muy fácilmente (sobre todo el iPhone 6 Plus), ya que Apple había intentado hacerlos lo más finos posibles.

static1

Este doblado excesivo generaba que el chip encargado de gestionar la parte táctil de la pantalla saltase. En las unidades producidas a partir de mayo de 2016 añadieron una resina epoxi al chip encargado de la parte táctil para evitarlo, aunque Apple seguía sin reconocer el fallo.

Hace tres semanas conocimos que Apple era consciente de este problema, pero lanzaron el móvil igualmente. En concreto, era 3,3 veces más probable que se doblase que el iPhone 5S en el caso del iPhone 6, mientras que la proporción del iPhone 6 Plus era de 7,2 veces. Esta es una muestra de que Apple directamente mintió al público cuando dijo que “los casos de iPhone 6 doblados eran extremadamente raros”.

La compañía fue demandada, y Apple cambió los móviles afectados a cambio de que los usuarios pagaran 149 dólares. El problema es que esos móviles reemplazados exhibían el mismo fallo, además de ser móviles ya usado que sólo tenían 90 días de garantía.

2015: nuevo MacBook con un chip defectuoso

El nuevo MacBook de 2015 (modelo A1534) incluía el SSD soldado en la placa base (y no podía reemplazarse ni añadir otro). Además, tenía un chip Tristar similar al que equipa los iPhone. Este chip, llamado U4700, simplemente moría porque funcionaba a una temperatura muy superior al resto del PC (hasta a 40 grados más).

Cuando moría, impedía que al portátil le llegase energía al cortocircuitar un carril de potencia y convertirlo a tierra. Apple no ha reconocido este fallo todavía de manera oficial, aunque el fallo está muy extendido y ocurre al año o dos años de compra.

2016: Problemas con el teclado y batería del nuevo MacBook

Seguimos con problemas de hardware que todavía están pendientes de ser resueltos. En 2016 Apple lanzó los nuevos MacBook, los cuales cuentan con un nuevo teclado con teclas más anchas y más ruidosas, y también menos fiables. Estas teclas estrenaban un nuevo tipo de mecanismo llamado mariposa. Estas teclas fallan con el paso el tiempo, mostrando también varias pulsaciones cunado sólo has pulsado una.

teclado-macbook

Apple no ha reconocido los fallos, y cobra los típicos hasta 700 dólares por reemplazarlo, o algo menos si les regateas ya que también te cambian el panel táctil. Si quieres hacerlo tú mismo, te cuesta comprar el teclado 150 dólares, y cambiarlo tú a mano, lo cual no es nada sencillo porque el teclado está unido con remaches al portátil, además de tener que desarmar todo el portátil por completo. Para sustituir los remaches, hay que poner decenas de tornillos para los que hay que hacer nuevos agujeros o poner con presión.

Y por si fuera poco, el problema de teclas que fallan te lo vas a seguir encontrando. En comparación, reemplazar cualquier teclado de un portátil normal y corriente no vale más de 30 euros y quitar no más de 12 tornillos.

La batería de este modelo también presenta problemas, como que se expande y hace que su rendimiento disminuya o que se deforme la carcasa, e incluso puede llegar a partir el touchpad que está justo encima.

2017: iPhone 6S, rendimiento limitado por culpa de las baterías

Muchos usuarios empezaron a quejarse de que el rendimiento de sus iPhone 6S empezaba a disminuir con el tiempo, así como la duración de la batería. Apple, en lugar de emitir un comunicado alertando de ello, disminuyó el rendimiento de estos móviles a través de una actualización de software. Todavía hay una demanda en progreso tanto en Estados Unidos como en España, siendo esto un caso único al respecto en nuestro país.

En definitiva: la calidad de los productos de Apple dista mucho de ser la mejor del mercado

Hemos intentado recopilar todos los grandes fallos, pero es posible que se nos haya escapado alguno. Si conocéis alguno más, no dudéis en dejarlo en los comentarios.

Con este artículo no queremos decir que los productos de Apple sean todos malos, sino que están expuestos a los mismos fallos de calidad que también exhiben otras marcas (aunque Apple concentra algunos más como hemos podido ver). Son productos más caros, con un menor rendimiento, y en ocasiones con peor calidad de construcción; y mucho más difíciles de reparar. Por suerte, en los últimos dos años los móviles no parecen estar experimentando fallos, por lo que al menos la calidad parece ir mejorando.

 

Fuente: Louis Rossmann | adslzone

¿Quién está en línea?

Hay 144 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

12114195
Hoy Hoy 63
Ayer Ayer 1289
Esta semana Esta semana 5544
Este mes Este mes 26839
Total de Visitas Total de Visitas 12114195

Día con más
visitantes

05-16-2018 : 2366

Gracias por su visita