Lunes, Septiembre 25, 2017

Si tu monitor no enciende, casi seguro que puedes arreglarlo por 5 euros

monitor-negro-no-enciende

El monitor es uno de los periféricos más sensibles a posibles averías y roturas debido a la gran cantidad de horas que están encendidos. Esto hace que muchos usuarios los den por muertos en cuanto dejan de encenderse. Nada más lejos de la realidad, repararlos es realmente sencillo comprando unas pocas piezas.

Si el monitor no enciende, es muy probable que la solución sea más sencilla de lo que crees

En la gran mayoría de casos (normalmente más del 90%), lo que hace que el monitor no encienda no es el propio panel, sino la fuente de alimentación eléctrica del mismo. En concreto, los condensadores eléctricos (capacitors en inglés) en mal estado suelen ser los culpables de que no llegue correctamente la corriente al monitor, y este no encienda. Un condensador almacena carga eléctrica y la libera de manera ordenada en función de la demanda del dispositivo, y con el paso del tiempo se estropean si su calidad es mala.

condensadores

Por ello, lo único que hay que hacer es simplemente cambiar los condensadores que estén dañados. Identificarlos es muy fácil, ya que suelen ser relativamente grandes. Tienen una forma cilíndrica, y una parte superior metálica al descubierto. Identificar que uno está mal es muy sencillo a simple vista, porque los que fallan suelen estar inflados en la parte superior, aunque es posible que alguno de los que falle no esté inflado.

Sustituir los condensadores en mal estado: una segunda vida para tu monitor

Para cambiarlos, lo único que necesitamos es un soldador con punta fina y un poco de estaño (algo de flux para ayudar a que se pegue mejor el estaño nunca está de más). En el caso de que no tengamos uno, hay kits por menos de 20 euros. Desarmamos nuestro monitor (algunos son más difíciles que otros), y vamos a la parte donde se encuentra la fuente de alimentación del monitor. Ahí encontraremos una gran variedad de condensadores.

Una vez los tengamos delante, identificamos cuáles son los que están inflados, y anotamos los microfaradios (µf) y los voltios (V) de cada condensador para ir a la tienda de electrónica más cercana y comprarlos, o también podemos comprarlos por Internet si no nos corre prisa. Normalmente esta segunda opción suele ser más cara por el coste de los gastos de envío, por unos condensadores que valen poco menos de un euro cada uno. Los microfaradios han de coincidir exactamente, mientras que el voltaje puede ser igual o superior.

Una vez los tengamos, simplemente los introducimos por los agujeros que dejan los condensadores que hemos quitado, y los soldamos con cuidado de estar introduciéndolos con la polaridad correcta, para lo cual es conveniente anotarlo con un simple rotulador en la placa para no equivocarnos al introducir el nuevo. Una vez el estaño esté seco y frío el estaño, cortamos las puntas que sobresalen por la parte inferior. En el siguiente vídeo podemos ver cómo se desarrolla todo el proceso de desmontaje y sustitución.

Esto no sólo es útil para arreglar nuestro propio monitor, sino que podemos encontrar alguno roto o de segunda mano y repararlo nosotros, pudiendo tener un monitor secundario para nuestro PC prácticamente gratis.

 

Fuente: adslzone

¿Quién está en línea?

Hay 73 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

11705001
Hoy Hoy 424
Ayer Ayer 696
Esta semana Esta semana 424
Este mes Este mes 19070
Total de Visitas Total de Visitas 11705001

Día con más
visitantes

08-29-2017 : 1153

Gracias por su visita