Domingo, Agosto 20, 2017

No, no todos los puertos HDMI de tu televisión sirven para lo mismo

Nuestras televisiones suelen contar en la actualidad con un mínimo de tres puertos HDMI para conectar todo tipo de dispositivos externos, como reproductores multimedia Android, reproductores Blu-ray, consolas o descodificadores. El problema es que los puertos de las teles son diferentes, y cada uno tiene una utilidad distinta. Os explicamos las diferencias.

Normalmente, los puertos HDMI de la televisión suelen venir con una etiqueta que determinar cuál es la característica especial de ese puerto para saber qué dispositivo tenemos que conectar a él para aprovechar sus características. Algunos son específicos para pasar audio, mientras que otros son los que hay que usar para imágenes en 4K o HDR. Algunas de estas funciones no están especificadas en las etiquetas de la televisión, y otras requieren incluso configuración manual en los ajustes de la televisión, por lo que siempre es buena idea revisar el manual.

STB – Set-Top Box

El puerto HDMI STB tiene como objetivo enchufar el descodificador de tu operador, ya sea por Internet o satélite, o el reproductor multimedia. Además de encontrarse en el puerto HDMI 1, que será más rápido de acceder, el mando de tu televisión puede que incluya controles multimedia, los cuales podrá usar tu televisión a través del HDMI-CEC para “hablarle” al descodificador, con el fin de controlar los canales o reproducción de contenido.

DVI – Digital Video Input

El puerto HDMI (DVI) permite sólo transmitir vídeo, de tal manera que recurre a la entrada de audio analógica como fuente de sonido, ideal para conectar un PC y aprovechar la salida de audio analógica de la tarjeta de sonido.

ARC – Audio Return Channel

Tradicionalmente, el HDMI podía recibir sonido, pero no podía enviarlo. A través del puerto HDMI ARC (introducido en el HDMI 1.4 en 2008), la televisión puede mandar sonido a un dispositivo externo como puede ser un amplificador o una barra de sonido. Gracias a esto, podemos escuchar la TDT o contenido de nuestra Smart TV con un mejor sonido que el que ofrece la televisión.

A su vez, los amplificadores también cuentan con un puerto HDMI ARC, el cual manda la señal de un dispositivo externo (como puede ser un reproductor Blu-ray) hacia la televisión. Gracias a esto, podemos ver la imagen del reproductor en la televisión pasando por el ampli, mientras el amplificador se encarga de procesar la señal de sonido.

MHL – Mobile High-Definition Link

El puerto MHL es utilizado principalmente en dispositivos móviles como los smartphones con Android. Esta señal de vídeo y sonido se obtiene del móvil a través del puerto USB, que, con un conversor, permite enchufarse al puerto HDMI de la televisión. Si tu televisión tiene un puerto HDMI MHL estás de suerte, porque este puerto cuenta con la ventaja de que también “carga” el móvil mientras se está usando, de tal manera que no hace falta conectarlo a un cable USB extra de carga, ideal si lo usamos con un móvil o con un TV Stick.

HDCP 2.2: High-bandwidth Digital Content Protection

En las televisiones más recientes, normalmente encontramos que un puerto HDMI especifica que tiene HDCP 2.2. Esto significa que la televisión acepta el último estándar de protección y cifrado para contenido digital a través de puertos HDMI. El HDCP suele presentar grandes quebraderos de cabeza, sobre todo si enchufas un reproductor nuevo a una televisión antigua, lo cual puede impedirte disfrutar del contenido, aunque lo tengas original. El DRM, siempre perjudicando a los que compran original.

El HDCP 2.2 es utilizado en la actualidad para proteger el contenido en 4K, por lo que, si vas a utilizarlo en tu televisión, lo más recomendable es que compruebes si tu televisión lo tiene para poder disfrutar del contenido en UHD.

10bit / UHD / 4K / HDR

Los puertos HDMI de las televisiones han recibido actualizaciones en los últimos años para hacerse compatibles con las últimas mejoras en el mercado de las televisiones, como el contenido en 4K UHD o HDR con una profundidad de color de 10 bits. Al tener más colores y más resolución, el ancho de banda necesario para gestionar ese contenido es mayor, de ahí que sea muy importante si vas a conectar un ordenador, un reproductor 4K o una consola a la televisión, que sea a través del puerto más actualizado de tu televisión.

Estos puertos normalmente vienen identificados con la etiqueta 10bit, para informar de que aceptan contenido en esa profundidad de bits (mil millones de colores), UHD o 4K con información adicional de los Hz que soporta (normalmente pondrá 4K@30Hz o 4K@60Hz>), siendo esa la cantidad de imágenes por segundo que es capaz de mostrar la televisión a esa resolución.

Mientras que 30 Hz para películas será suficiente, ya que éstas van a 24 FPS, para juegos y ordenadores será mejor que la televisión tenga el puerto a 60 Hz para poder llegar a mostrar 60 FPS, con la consecuente ganancia de fluidez. Los puertos 1.4, 1.4a y 1.4b son sólo compatibles con los 30 Hz, mientras que es necesario tener un puerto HDMI 2.0 para poder disfrutar de contenido 4K a 60 Hz. Si tu TV y el reproductor que estás usando tienen ambos puerto HDMI 2.0 o posterior y aun así no funciona, revisa que el cable sea compatible con el estándar 2.0.

En definitiva, con tantas iteraciones de HDMI al final los fabricantes encuentran más fácil introducir conectores específicos para algunas conexiones con el fin de ahorrar gastos, ya que sería más caro introducir compatibilidad en todos los puertos con todas las conexiones específicas que hemos mencionado, además de que en el hogar medio no se suelen utilizar todos los puertos HDMI para un mismo fin de una televisión al no tener varios reproductores o varios descodificadores en casa.

 

Fuente: adslzone

¿Quién está en línea?

Hay 56 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

11677184
Hoy Hoy 425
Ayer Ayer 630
Esta semana Esta semana 4813
Este mes Este mes 14645
Total de Visitas Total de Visitas 11677184

Día con más
visitantes

07-13-2017 : 1012

Gracias por su visita