Viernes, Octubre 20, 2017

Cómo usar tarjeta gráfica dedicada (GPU) e integrados (iGPU) al mismo tiempo

Los gráficos integrados nos permiten usar monitores o pantalla para cuestiones básicas –incluso un poco más-, pero si buscamos una experiencia multimedia o gaming superior, inevitablemente tendremos que recurrir a una tarjeta gráfica dedicada. Ahora bien, esto no quiere decir que, cuando hayamos instalado una GPU, no podamos seguir aprovechando las prestaciones de nuestra IGPU, los gráficos integrados del chipset. Y te contamos cómo puedes hacerlo.

En mi caso personal, con una configuración de dos monitores –podrían ser más-, uno de ellos hace las funciones de pantalla para videojuegos, y la otra actúa como panel secundario para cuestiones diferentes. Es decir, que sólo en uno necesito la máxima potencia que puede dar mi tarjeta gráfica dedicada, mientras que en el otro con lo básico es más que suficiente. Por eso son también de distintas calidades, y uno usa conector HDMI y el otro VGA, que no es soportado por mi tarjeta gráfica dedicada. ¿Cuál es la solución usar GPU y iGPU al mismo tiempo.

Con esta configuración podemos usar un monitor o más- conectado a la gráfica, y otro -o más- aprovechando los gráficos integrados del chipset.

Configura la BIOS para seguir usando los gráficos integrados tras instalar una tarjeta gráfica dedicada

Para este tipo de configuraciones vas a tener que reiniciar el ordenador abriendo la BIOS, que es donde encontraremos los ajustes del chipset. En cada BIOS, según la placa base que utilices, puede venir de forma diferente –o puede no existir la opción-, pero básicamente lo que estamos buscando es el ajuste multi monitor. Y en la descripción del mismo nos debería señalar que, efectivamente, si se activa los gráficos integrados no se deshabilitarán cuando tengamos una tarjeta gráfica conectada por PCIe, que pueden quedar como gráficos primarios, o no.

fps-ojo-humano ¿A qué FPS debe funcionar un juego? Sobre framerate y el ojo humano

Una vez hecho esto directamente podremos guardar la configuración e iniciar el ordenador de forma normal. Lo único que quizá sea necesario hacer, además de lo anterior, es instalar los drivers o actualizar- de los gráficos integrados y la tarjeta gráfica. Es algo que deberíamos haber hecho con anterioridad, pero si hay alguna actualización para los drivers la podemos instalar ahora, una vez arrancado el ordenador. Y dentro del Panel de Control, en la ‘configuración de pantalla’ podemos seleccionar cuál es la pantalla principal y su escalado de contenidos, para que todo quede ajustado.

 

Fuente: adslzone

¿Quién está en línea?

Hay 50 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

11729058
Hoy Hoy 748
Ayer Ayer 1224
Esta semana Esta semana 5394
Este mes Este mes 19556
Total de Visitas Total de Visitas 11729058

Día con más
visitantes

10-19-2017 : 1224

Gracias por su visita