Domingo, Agosto 20, 2017

Por qué la caída de ventas de los PC de sobremesa no quiere decir nada

La venta de los ordenadores de sobremesa no ha dejado de caer en los últimos años, pero eso no quiere decir que el mercado de los ordenadores esté muriendo, tal y como afirman algunos medios. Por ello, vamos a ver qué factores han entrado en juego a la hora de que la venta de estos ordenadores de sobremesa haya caído tanto en los últimos años.

Según los últimos datos publicados hoy por IDC, la venta de ordenadores cayó un 2,1% en 2014, seguida de una brusca caída del 10,6% en 2015. Los pronósticos no son tampoco positivos para este 2016, en el que se espera una caída del 6,4%, y una menor caída del 2,1% en 2017. Estos datos corresponden a la venta total de ordenadores. La caída más grande se produce en los ordenadores de sobremesa, mientras que en los ordenadores portátiles es menor.

envios-de-pc-grafica-2016

Los ordenadores ya montados, sobre todo para empresas

En realidad, es sorprendente que todavía se vendan tantos ordenadores de sobremesa premontados. Los principales clientes de este tipo de ordenadores suelen ser empresas que los compran por decenas, mientras que son pocos los consumidores que eligen comprar ordenadores de sobremesa que ya se venden en las tiendas. Recordemos que las cifras de ventas de ordenadores se refieren a este tipo de PC premontados, y no a los montados por componentes o piezas.

Contabilizar la venta de componentes es sencillo a nivel individual, pero es difícil conocer cuántas de esas partes constituirán un ordenador nuevo, ya que no es raro reciclar piezas de otros ordenadores antiguos. De hecho, si nos fijamos en las ventas de tarjetas gráficas, podemos ver cómo éstas han tenido un enorme crecimiento este año 2016, hasta el punto de que NVIDIA ha presentado unos resultados fiscales tan buenos gracias a las elevadas ventas que ha cuadruplicado su valor en bolsa con respecto al mes de enero.

Un ordenador enfocado para gaming ya montado puede llegar a valer el doble de lo que valdría hacerlo por piezas. Además, montarlo por piezas te permite elegir mejores relaciones calidad precio en función de lo que vas a necesitar, así como conocer la calidad individual de cada componente.

Por ello, no podemos tomar como referencia las cifras de ordenadores montados como las ventas totales del PC para analizar este mercado, sino que tenemos que echar también un vistazo a las ventas de los componentes de ordenador.

Por ejemplo, nuestros compañeros de HardZone recogieron cómo las ventas de las tarjetas gráficas, tanto de NVIDIA como AMD, han aumentado un 34,84%, mientras que el segmento del PC Gaming ha aumentado un 7,06%. Es por ello que también se han vendido más portátiles que tablets, gracias a que los portátiles gaming están aumentado de potencia y reduciendo sus precios, habiendo aumentado mucho su demanda este año a causa de ello.

Un ordenador de sobremesa no es necesario para consumir contenido

La principal ventaja de un ordenador potente es poder personalizarlo y tener potencia para realizar tareas pesadas como editar contenido como vídeo, imágenes o 3D, o jugar a videojuegos. Fuera de ello, mucha gente prefiere la comodidad que ofrece un ordenador portátil, que ya incluye teclado, pantalla y ratón (aunque táctil), y la ventaja de tener más movilidad que con un ordenador de sobremesa. Así, las ventas de los portátiles ultraligeros y 2-en-1 han aumentado y se espera que en el año 2020 sean el 63% de las ventas de ordenadores portátiles totales.

Para consumir contenido, en la última década han surgido una gran diversidad de dispositivos como los smartphones, las tablets y las Smart TV. Por ejemplo, no es necesario utilizar un ordenador para navegar por Internet, pues se puede hacer rápidamente desde el móvil y en cualquier lugar. Y gracias a plataformas de contenido vía streaming como Netflix, HBO o Movistar+, consumir contenido cada vez requiere menos de un ordenador.

Pocas mejoras de potencia

Si la mejora a nivel de potencia fuera significativa, quizá sí sería necesario cambiar de ordenador cada pocos años. El problema es que con un ordenador de hace 4 años puedes seguir funcionando perfectamente hoy en día debido a las marginales mejoras de rendimiento de los nuevos procesadores o de la memoria RAM, aunque no así de las tarjetas gráficas. Esto lo hemos podido comprobar, por ejemplo, con el nuevo i7-7700K, que sólo mejora un 7% de media a su predecesor, el i7-6700K, que a su vez era un 10% más potente que el i7-4770K. En el caso de las nuevas tarjetas gráficas, el aumento de rendimiento es del 30 o 40% por cada nueva generación.

Esto es incluso peor en los ordenadores pensados para la ofimática. Windows 10 puede funcionar perfectamente en un ordenador de hace 8 años, por lo que tienes todas las novedades a nivel de funcionalidades sin tener que comprarte un ordenador nuevo.

En definitiva, las empresas que se dedican a analizar el mercado tienen que adaptarse a los nuevos tiempos. Al igual que las cifras de audiencias televisivas no pueden medirse por los contenidos en directo, y tienen que contabilizar el consumo a través de servicios de streaming, tampoco se puede contabilizar la totalidad del mercado de los ordenadores sin tener en cuenta el influjo de la venta de componentes.

 

Fuente: adslzone

Compártelo. ¡Gracias!

 

Grupo Digital de Ayuda! Tu portal de informacion e ayuda.

¿Quién está en línea?

Hay 69 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

11677187
Hoy Hoy 428
Ayer Ayer 630
Esta semana Esta semana 4816
Este mes Este mes 14648
Total de Visitas Total de Visitas 11677187

Día con más
visitantes

07-13-2017 : 1012

Gracias por su visita