Viernes, Octubre 20, 2017

¿Debes dejar tu portátil siempre enchufado, aunque no lo estés usando?

A la hora de utilizar un ordenador portátil, lo más cómodo suele ser dejarlo enchufado siempre a la corriente, ya que así nos evitamos tener que estar conectándolo y desconectándolo constantemente de la corriente. El problema de hacer esto es que la pereza puede provocar que nos carguemos la batería de nuestro portátil en el largo plazo, y cuando vayamos a utilizarla, ésta o directamente no funcione o aguante apenas media hora de funcionamiento.

Baterías extraíbles vs portátiles unibody

Generalmente, al igual que en los teléfonos móviles, las baterías que utilizan los ordenadores portátiles son de litio-ion y de litio-polímero. A pesar de ser tecnologías distintas, ambas funcionas de manera similar, generando energía basándose en el movimiento de los electrones en su interior. Este movimiento hace también que la batería se mantenga en un estado adecuado.

La mayoría de portátiles, tradicionalmente, han tenido batería extraíble y reemplazable por otra en el caso de que éstas fallen. El problema es que son cada vez más los ordenadores que no permiten extraer las baterías sin desarmar el ordenador e invalidar la garantía. Es por ello que hay que tratarlas con el máximo cuidado, y vamos a ver qué podemos hacer para evitar dañarlas.

Las baterías no se sobrecargan, pero se pueden dañar si se descargan por completo

Se suele decir normalmente que las baterías no pueden sobrecargarse, y esto es cierto. Cuando una batería alcanza el 100% de carga, ésta no sigue cargándose aunque el cable siga enchufado. En el 100% de carga, el dispositivo deja de cargarse y no se volverá a activar la carga hasta que el voltaje caiga hasta un determinado punto.

Lo que puede generar más de un dolor de cabeza es descargar la batería por completo. Si una batería se mantiene sin carga durante un periodo largo de tiempo (varios meses o incluso un año), ésta puede entrar en un modo de descarga profunda, hasta el punto de que puede que no vuelva a despertar nunca por mucho que intentemos cargarla.

¿Qué hace que una batería se dañe?

Las baterías tienen unos ciclos de carga y descarga completos limitados. Es decir, si una batería tiene 500 ciclos de carga, significa que sólo durará 500 ciclos de carga completos del 0% al 100%.

En cuanto al voltaje de carga, una batería de lítio carga a 4,2 voltios por celda, situándose normalmente la vida útil de una batería se sitúa entre las 300 y 500 cargas completas. Cuanto más alto sea el nivel de carga, medido en voltios por celda, menor será la vida útil de la batería.

Veámoslo con la tabla que tenemos encima. Si se disminuyera el voltaje de 4,2 voltios por celda a 4,1, esa disminución de 0,1 significa que se duplicará el número de ciclos de descarga, pero a su vez disminuirá el porcentaje de carga que puede almacenar la batería hasta un 86%.

Por último, tener temperaturas ambiente superiores a 30 grados también puede afectar a la vida útil de la batería. Cuanto más alta sea la temperatura, más daño se causa a la batería, pudiendo llegar a ser irreparable. Es por ello que hay que evitar dejar una batería, ya sea de un ordenador portátil o de un móvil, dentro del coche en verano.

Una elevada temperatura ambiente mantenida durante el tiempo afecta a la capacidad de carga que puede almacenar una batería. Un estudio de la Battery University demostró que una batería cargada al 40% dejada durante un año sólo podría volver a recargarse hasta un 85% de su capacidad original, mientras que, si la dejamos al 100% un año, ésta sólo se recuperaría hasta un 65%.

Como podemos ver en la tabla, dejar una batería cargada al 100% durante mucho tiempo sin utilizarla afecta a su duración, sobre todo cuanto mayor sea la temperatura que hay alrededor de la batería. Y eso incluye cuando ésta se calienta excesivamente al realizar tareas que requieren mucha potencia del ordenador, como edición de vídeo o jugar a videojuegos.

Recomendaciones finales

Por ello, si vas a utilizar siempre el portátil en el mismo sitio, la recomendación es que saques la batería, pero que la utilices al menos una vez por semana. El proceso empezaría por carga la batería entre un 40 o 70%, y quitarla del ordenador. Luego, a la semana, colocarla en el ordenador, utilizarla hasta un 20% de carga, cargarla hasta el 80-90%, y luego desconectar el portátil de la corriente hasta que la batería vuelva a quedar a un 40-70% de batería, momento en el cual la volveremos a quitar y la almacenaremos en un sitio a la temperatura adecuada.

Dejar el ordenador enchufado siempre a la corriente con la batería no provocará daños a corto plazo. Dejarlo durante un año conectado constantemente hará que la capacidad de la batería se reduzca significativamente, mientras que, si lo utilizas siempre en modo batería, ésta durará menos ciclos de carga. En un ordenador con la batería no extraíble la opción menos mala es tener enchufado el ordenador siempre a la corriente pues será menor el daño realizado así que estar constantemente cargando la batería. Cuando no estemos utilizando el ordneador, debemos desconectar el cable.

 

Fuente:  adslzone

Compártelo. ¡Gracias!

 

Grupo Digital de Ayuda! Tu portal de informacion e ayuda.

¿Quién está en línea?

Hay 111 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

11729295
Hoy Hoy 985
Ayer Ayer 1224
Esta semana Esta semana 5631
Este mes Este mes 19793
Total de Visitas Total de Visitas 11729295

Día con más
visitantes

10-19-2017 : 1224

Gracias por su visita