Lunes, Octubre 23, 2017

Qué defectos puede tener tu pantalla recién comprada

Después de lo que probablemente haya sido un análisis concienzudo de la gran variedad de monitores que puedes encontrar en el mercado, eligiendo sabiamente entre resoluciones, contrastes, tasas de refresco y conectividad, puede que cuando instales tu monitor o televisión te encuentres con una cierta cantidad de defectos no deseados. Para identificarlos mejor, os vamos a contar en qué debéis fijaros cuando nada más instalar vuestra pantalla.

Pixeles muertos

Nada más encender la pantalla, lo primero que podemos hacer es abrir en pantalla completa una página o un programa para probar distintos colores. Tanto en ordenador como en el móvil podemos ir a Dead Pixel Buddy para probar entre los 9 colores disponibles. Para hacer la prueba, pulsamos F11 y se nos pondrá el navegador a pantalla completa. A partir de ahí, con las flechas podemos ir pasando de un color a otro.

En el caso de que encontremos píxeles muertos, tenemos que cumplir una serie de requisitos si hemos pasado el tiempo de devolución que permite el comercio (normalmente suelen ser 14 o 30 días). Si estamos dentro de ese periodo, lo devolvemos y listo. Pero si hemos pasado ese periodo, la garantía sólo nos cubrirá si hay un determinado número de píxeles muertos. Normalmente exigen un mínimo de 20 en toda la pantalla, o 5 seguidos en una línea horizontal o vertical. Recordamos también que los píxeles muertos no se recuperan, pero los atascados sí.

Píxeles atascados

Los píxeles atascados son aquellos que se quedan atrapados en un color. Si al iluminar la pantalla en color rojo, por ejemplo, vemos un pixel de color amarillo, verde, o blanco, significa que ese píxel se ha quedado atascado. La solución para desatascarlos es utilizar programas o herramientas como JScreenFix que van alternando entre todos los colores, y las cuales hay que dejar abiertas durante un tiempo que puede variar entre 10 minutos o varias horas, hasta que consigamos desatascarlo.

Tanto los píxeles atascados como los muertos pueden darse por defectos de fabricación, o por tocar la pantalla con los dedos (algo que no debemos hacer nunca, y mucho menos apretando fuerte). En el caso de tener un pixel atascado, por raro que parezca, éste se puede arreglar también dándole con algo suave a la parte de la pantalla que lo tiene, como una goma de borrador.

Screen bleeding o fugas

No, a la pantalla no le goteará sangre. El screen bleding es un término que se utiliza en inglés para referirse a un problema muy común que afecta a muchas pantallas en la actualidad (menos a las OLED). En las pantallas LCD actuales, una fuerte luz colocada en la parte trasera de la pantalla ilumina un panel de cristal líquido en la parte delantera.

El problema es que, dependiendo del fabricante, esta luz trasera no queda completamente sellada, y hace que la luz aparezca en los bordes de la pantalla. Así, cuando tenemos una escena oscura o mostramos el color negro con la pantalla encendida, en algunas se puede visualizar esto en algunas partes del borde exterior de la pantalla.

Este tipo de defecto puede darse por dos motivos: bajo control de calidad en el proceso de fabricación de la pantalla, o simplemente algo común en el tipo de panel que estés utilizando, y que el que afecte a tu unidad en mayor o menor medida es cuestión de pura suerte. Yo, por ejemplo, en mi LG G5 (panel IPS) no tengo nada de screen bleeding, pero conozco gente que sí, y LG les ha cambiado su unidad por otra. Mis monitores son LCD con paneles TN, y ninguno tiene fugas.

En el caso de que quiera jugártela, puedes desmontar tu monitor y tapar los bordes de las esquinas con cinta aislante negra, y así evitar que la luz se fugue por los bordes de la pantalla, aunque no os recomendamos esta opción.

No es lo mismo screen bleeding que el brillo irregular de los IPS

Es importante no confundir el screen bleeding con un brillo que tienen todos los paneles LCD, en especial aquellos con pantallas IPS. Este brillo es muy común en estos paneles y se caracteriza por presentar zonas iluminadas de manera irregular cuando hay escenas oscuras o cuando se muestra una imagen en negro.

Esto es resultado del funcionamiento que tienen los paneles IPS. Una manera sencilla para distinguir este brillo del screen bleeding es visualizar la pantalla desde diferentes ángulos. Manteniendo la vista fija en la pantalla, si al desplazarnos lateralmente las zonas con más brillo de la pantalla van variando, estaremos ante IPS glow, que es como se conoce este brillo. Si éste no varía, y es fijo independientemente de dónde lo miremos, estaremos ante un caso de screen bleeding.

El IPS glow varía en función de los fabricantes. Incluso dentro de un mismo fabricante, distintos modelos pueden tenerlo más o menos acentuado. Una de las marcas que más gama de paneles IPS tiene es ASUS, y es por ello que también suelen tener muchas quejas de que sus pantallas no tienen un mínimo de control de calidad suficiente, sufriendo muchos modelos de screen bleeding, como podemos ver en estas reviews del ASUS PG279Q.

 

Fuente: adslzone

Compártelo. ¡Gracias!

 

Grupo Digital de Ayuda! Tu portal de informacion e ayuda.

¿Quién está en línea?

Hay 121 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

11731787
Hoy Hoy 566
Ayer Ayer 1035
Esta semana Esta semana 566
Este mes Este mes 22285
Total de Visitas Total de Visitas 11731787

Día con más
visitantes

10-19-2017 : 1224

Gracias por su visita