Miércoles, Noviembre 14, 2018

DEP Jack 3.5 mm. 1964-2016

cableauvica35mm-2.jpg

Se confirma lo que muchos nos temíamos. 2016 es el año en el que vamos a empezar a ver desaparecer el conector de audio jack de 3.5 mm de nuestros teléfonos. El primer gran teléfono en dar este escabroso paso ha sido el Moto Z presentado ayer por Lenovo. En su lugar, los fabricantes incluirán con sus teléfonos los conversores USB Type-C a jack 3.5 mm, además de potenciar el audio por bluetooth.

Otros fabricantes dieron el paso durante este año. El Oppo R5 presentado 2014 no incorporaba este conector, y LeEco anunció en abril tres teléfonos que también prescindían de este conector. Esta tendencia seguirá cuando en septiembre de este año sea presentado el nuevo iPhone 7, el cual, según los rumores, también prescindirá del conector jack 3.5 mm. Está por ver si también adaptará el USB Type-C, pero conociendo a Apple y los estándares, es probable que esto no sea así.

El conector de audio jack lleva con nosotros desde el siglo XIX. Concretamente, la versión de 6.35mm data de 1878, cuando empezó a ser utilizado por las operadoras en los intercambios de líneas telefónicas.

p745.jpg

La versión de 3.5 mm que es el estándar hoy en día no llegó hasta 1964, cuando Sony lo introdujo en su radio portátil Sony EFM-117J. Su popularidad se disparó con la presentación del Walkman en 1979.

Un conector… sin cosas que conectar

USB-Type-C.jpg

El asunto es que ahora la mayoría de usuarios vamos a tener que cargar con el adaptador siempre que queramos utilizarlo, y en los aviones esto puede ser un inconveniente porque se nos puede olvidar, y los auriculares que nos proporcionen en la aeronave no nos sirvan para nada. Además, todavía no hay en el mercado ningunos auriculares que usen USB Type-C para evitar el posible olvido del adaptador. Por no hablar de si queremos escuchar música con el teléfono cargando, ya que, al parecer, los adaptadores no van a incluir otro un puerto hembra de carga para poder alimentar el teléfono mientras escuchamos música. Es vital que estos adaptadores incluyan este puerto, e, incluso, que algunos auriculares lo lleven incorporado también.

Ventajas

Os preguntaréis, ¿qué beneficio puede tener eliminar un conector que es estándar y es realmente práctico? Pues hacer teléfonos más finos. Los nuevos Moto Z tienen 5.9 y 6.9 mm de espesor, respectivamente, con un tamaño de batería respetable para ese grosor. Además, el espacio que deja el conector jack se puede aprovechar para que la placa base del dispositivo sea más pequeña y la batería crezca ligeramente de tamaño.

iFixit-iPhoneSE.jpg

Asimismo, se gana en calidad de audio, al ser transmitido vía digital en lugar de analógica, con lo que se ahorra también el espacio de incorporar un DAC (conversor de digital a analógico) dentro del teléfono.

Y vosotros, ¿qué pensáis de esta nueva tendencia en el mercado de los smartphone?

 

Fuente: adslzone

Compártelo. ¡Gracias!

 

Grupo Digital de Ayuda! Tu portal de informacion e ayuda.

¿Quién está en línea?

Hay 65 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

12270202
Hoy Hoy 1209
Ayer Ayer 1529
Esta semana Esta semana 3909
Este mes Este mes 19123
Total de Visitas Total de Visitas 12270202

Día con más
visitantes

10-19-2018 : 1721

Gracias por su visita