Si quieres evitar sorpresas este verano, más vale que te atengas a dos reglas principales que trasladan desde Airbnb: nunca pagues por adelantado, y nunca lo hagas mediante métodos externos a la propia aplicación. Y es que el tema del pago por otra vía o pago por adelantado es usado en todas las apps en las que puede explotarse, como puede ser Wallapop.

Algunos estafadores crearán perfiles falsos y subirán atractivas fotos de bonitos alojamientos a buenos precios (aquí está la primera pista; todo lo que parece demasiado bueno para ser cierto, a menudo, no lo es). A partir de ahí, esperarán a que algún interesado pique y, tras ganarse su confianza con una amable conversación por chat, esgrimirán cualquier motivo o argumento para convencer a la persona de que tiene que pagar antes de lo que exige la propia app. Puede ser porque, según nos diga, tiene que confirmar la reserva, o porque hay algún tipo de comisión extra por un servicio que no está recogido en la aplicación. No deberíamos creer nada de esto.

Debemos limitarnos estrictamente a seguir el protocolo de reserva con el que funciona la aplicación. Nunca debemos realizar transferencias por pasarelas de pago ajenas a la plataforma. Para poder usar Airbnb, tendremos que conectar una cuenta bancaria, y será en ella con la que trabajará la aplicación, realizando los cobros al formalizar la reserva, o reintegrando el debido reembolso si algo sucede (teniendo siempre en cuenta los límites de sus políticas de cancelación). Nunca debes dejarte engañar por un supuesto host que te solicite algún importe o cobro antes de que la propia app lo vaya a realizar por su cuenta.

Airbnb ha ido introduciendo distintos métodos de pago, y ahora se pueden usar también algunos tipos de cupones o pagar a plazos. Ten en cuenta, de nuevo, que esto siempre tendrás que aplicarlo y gestionarlo desde la app oficial, nunca desde una web externa a la que te redirija un anfitrión.

Si nos ceñimos a este comportamiento, nos ahorraremos un disgusto estas vacaciones y, además de quedarnos sin estancia, quedarnos sin ahorros por haber sido estafados. Y esto no es un ‘asustaviejas’, teniendo en cuenta que desde este tipo de empresas han alertado de un gran aumento en las cuentas falsas que tratan de realizar estafas en sus plataformas. Es el caso de una ejecutiva de Booking, que alertó recientemente de un aumento de casi un 1000% en estafas relacionadas con viajes o turismo.

Únicas excepciones al pago externo

Desde la web oficial de Airbnb informan de cuáles pueden ser las únicas excepciones a la norma de no realizar transacciones fuera de su plataforma: «Está permitido que ciertos pagos se realicen fuera de la plataforma únicamente cuando Airbnb dé su permiso previo y los viajeros estén al tanto de ello antes de realizar la reserva. Esto incluye, entre otros: recaudaciones de impuestos locales o sobre el alojamiento, tarifas «todo incluido» en multipropiedades o centros vacacionales, fianzas y comisiones adicionales que deban abonarse por las mascotas, el servicio de aparcacoches, el wifi, el gimnasio, el desayuno, etc», explican desde la entidad.

airbnb 1

Por ello, deberíamos informarnos antes de comenzar el viaje de si el gobierno local del destino al que viajamos cobra una tasa turística, y saber cuánto es exactamente, de forma que ni el propietario ni algún establecimiento intente cobrar más de lo debido. Lo mismo si hay alguna otra circunstancia especial por la que tendríamos que pagar más: tendremos que saber exactamente cuánto se debe pagar y garantizar que la forma de pago será oficial por parte del establecimiento, o autorizada por parte de Airbnb.

 

Fuente: adslzone