Lunes, Junio 17, 2019

Sólo el tsunami puede con la fuerza de Torrente o de Shakira en la Red

Noticias¿Somos curiosos, entrometidos, superficiales, casposos, morbosos, desinhibidos…? ¿Qué nos lleva exactamente a pulsar el ratón? ¿Cómo es posible que la fuerza de un tsunami que ha desplazado 14 centímetros el eje de la tierra o una alerta nuclear mundial sean lo único que ha arrebatado los primeros puestos del ranking a noticias como el taquillazo de Torrente o el wakabeso de Shakira y Piqué?

20-03-2011Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.. - La tecnología nos permite ver a diario cuáles son las noticias o los vídeos más vistos, comentados o enviados y tiene que producirse una tragedia como la de Japón, la del terremoto de Haití o un atentado como el de las Torres Gemelas para desbancar a las “friquinoticias”.  Así las llama José Manuel Mendoza, Sociólogo, “creo que damos al ratón por tres motivos fundamentales uno  que somos seres sociales, otro que somos muy curiosos y un tercero que somos un tanto egoístas”.

“Como seres sociales nos gusta estar enterados de todo lo que sucede, pero es que además, nos encanta compartirlo, si vemos que un vídeo es el más visto pensamos pues por algo será, vamos a ver de qué se trata. Como curiosos, los periodistas saben perfectamente con qué titular abrir bocado y somos incapaces de resistirnos, queremos ver qué es eso que hay tras el titular y como egoístas, llamémosle así, cuando una información nos puede afectar directamente no dudamos en saber y en conocer todos los detalles cómo puedo cancelar mi contrato con Telefónica, cómo puedo libremente elegir médico o cómo me podría afectar la radiación en caso de que Fukushima salte por los aires”, afirma.

Víctor Domingo, el presidente de la Asociación de Internautas, cree que, aunque hay de todo “lo que realmente nos impulsa a mover el ratón es la posibilidad de interactuar, comentar y convertirte en un sujeto activo de la información. De alguna manera, entre todos estamos escribiendo la primera página de la historia digital y estamos aprendiendo. Intentamos romper eso tan frío, absurdo y amordazante que es lo políticamente correcto, así que,  en cuanto sale algo de Torrente allá que te vamos, sucedió con el Koala o con el Chikiliquatre.  De algún modo -añade- se rompe el monopolio de la información, abre unas posibilidades impresionantes, ahora mismo una persona que está en Japón puede ser la que directamente nos cuenta todo lo que sucede, testigo directo de la información”.

Sobre las noticias más superficiales Domingo recuerda que “el primer negocio que se montó en Internet fue el de las páginas porno, y es verdad que hay gente para todo, pero igual que los hay más o menos casposos también hay que pensar en la otra cara de Internet y la información, la de la solidaridad y ahí tenéis los tres millones de firmas contra el canon digital o un ejemplo que habla por sí mismo, cuando se evitó, gracias al apoyo de miles de personas, que lapidaran a una mujer como Amina Lawal”.

El cerebro siempre apuesta por la noticia que genera más incertidumbre

Álvaro Santos es social media manager y controla, entre otras muchas cuestiones, el número de personas que acceden a los contenidos informativos de la web de su empresa. Por su experiencia, las informaciones positivas y divertidas son las que más éxito tienen. Opina que en el fondo en España nos gusta mucho la juerga y que al final, apretamos el botón sobre todo para reírnos “es una especie de vía de escape y se buscan noticias simpáticas, divertidas, más ahora que vivimos en medio de una crisis en la que no faltan problemas de todo tipo económicos, laborales, familiares… Se busca información más liviana, más superficial, España es un país al que le gusta mucho divertirse. Nos encanta, también compartirlo luego con los amigos y echar unas risas. Creo que el éxito de esas noticias que no son tan importantes es de alguna forma el reflejo de una sociedad que busca de algún modo escapar de la rutina y de los problemas del día a día”.

Está comprobado que cuando sentimos curiosidad se produce en nuestro cerebro un aumento sustancial de la actividad en tres zonas: el núcleo caudado izquierdo, la corteza prefrontal y la circunvalación del parahipocampo, o lo que es lo mismo, “somos curiosos por naturaleza”. Hasta el mismísimo Albert Einstein llegó a declarar en su día: "No tengo talentos especiales, sólo soy apasionadamente curioso".

Gabriel Rubio, psiquiatra de la Unidad de Conductas Adictivas del Hospital Doce de Octubre y profesor en la Universidad Autónoma de Madrid, está convencido de que sentimos curiosidad sí, pero por todo, “por lo extravagante, por lo friki, ante una alarma o algo desconocido… Si ponemos, por ejemplo, una noticia que ya sabemos de qué puede ir o tratar  frente a otra que desconocemos y nos llama la atención, pongamos el caso del tsunami y el caso de Torrente, una es más importante sí, pero en la otra se siembra la incertidumbre y al final, lo que más nos moverá será nuestra curiosidad”.

El cerebro tiene como misión adivinar el futuro, “de hecho, muchas veces tenemos la sensación de que nosotros somos los que controlamos y decidimos pero en realidad nuestro cerebro es el que va unas milésimas de segundos por delante de nuestra voluntad, y desde este punto de vista, una noticia con más interrogantes que otra moverá al cerebro, y por tanto a nosotros, a buscar la novedad, a descubrir la incógnita, a ver qué hay detrás del titular”.

Sin duda, todo un descubrimiento, saber que no es nuestro dedo, sino nuestro cerebro el que pulsa el ratón.

 

Fuente: internautas

¿Quién está en línea?

Hay 109 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

12423228
Hoy Hoy 206
Ayer Ayer 570
Esta semana Esta semana 206
Este mes Este mes 11656
Total de Visitas Total de Visitas 12423228

Día con más
visitantes

05-11-2019 : 8055

Gracias por su visita