Lunes, Febrero 06, 2023

Coche eléctrico y temperaturas bajo cero: esto es lo que deberías hacer para cargarlo

coche-electrico-bajo-cero-carga

A las baterías no les gusta el frío. Y cualquiera puede comprobarlo cuando los dispositivos a pilas quedan expuestos a bajas temperaturas: funcionan peor, pierden eficacia y agotan su carga con mayor rapidez. En los modernos coches eléctricos sucede lo mismo y, para evitarlo en lo posible, hay que adoptar algunas medidas.

Las bajas temperaturas hacen daño al coche eléctrico

El frío y las bajas temperaturas propias de esta época del año, con nevadas y heladas sobre distintos puntos de la geografía española, sirven de aviso para que todos los conductores extremen las precauciones al volante. Cuando las condiciones climatológicas son adversas se recomienda aminorar la velocidad y aumentar la distancia de frenada.

La nieve y el hielo son dos de los principales enemigos del conductor, lo mismo que la niebla y la lluvia, pero esto es algo que afecta seriamente, también al coche eléctrico. Porque más allá de que no estén expresamente pensados para este clima, las temperaturas bajo cero pueden hacerle daño y es por eso que optimizar su recarga es fundamental.

Prácticamente todos los modelos llevan pilas de ion litio, que necesitan estar a una temperatura por encima de cero grados para poder funcionar bien. Y, en general, los vehículos eléctricos pueden perder del orden del 20% al 30% de su autonomía por culpa del frío.

Qué ocurre

Y es que debemos saber que, aunque cada vez se usan mejores sistemas de climatización para las baterías, la pérdida de autonomía puede llegar hasta el 32% en según qué coches eléctricos, al tiempo que la batería sufre una importante degradación. De todas maneras, como conductor y propietario de un coche eléctrico puedes conseguir que tanto una como otra se minimicen.

Todos hemos advertido alguna vez que cuando las temperaturas son más frías agotan la carga de energía con mayor rapidez y esto es lo que pasa también con las baterías del coche eléctrico.

Esto no es por otro motivo que porque el frío aumenta la resistencia interna de las celdas de la batería, lo que ralentiza el proceso electroquímico que tiene lugar durante el tiempo de carga. Además, el desgaste de las celdas es mayor con el frío.

Por esta razón, los fabricantes de vehículos electrificados reducen la velocidad de carga a temperaturas bajo cero para proteger la batería. Otra medida que toman para mitigar el efecto del frío es utilizar un sistema de gestión de la batería que la mantiene en un rango de temperatura ideal, incluso por la noche cuando el coche no está en uso.

Puedes evitarlo con una serie de cuidados

Una vez dicho todo esto, es momento de aplicar ciertos trucos prácticos que harán por preservar la vida útil de la batería de tu coche eléctrico, así como aprovechar al máximo la energía del proceso de carga.

Así, y como señala Juice Technology, una de las multinacionales líderes en el diseño y comercialización de soluciones de recarga para coches eléctricos, debemos tomar en práctica algunas recomendaciones para optimizar la carga de la batería del vehículo durante estos días de temperaturas bajo cero:

  • Carga el vehículo al llegar a casa, cuando la batería aún está caliente. El proceso de carga es más lento cuánto más fría esté la batería o, en otras palabras, una batería caliente absorbe electricidad de forma más rápida que una fría. Por ello, si cargas al llegar a casa, cuando la batería aún no se ha enfriado, tardarás menos tiempo en cargar a plena potencia.
  • Carga el coche durante la noche. Si la noche ha sido muy fría (especialmente si el coche está aparcado en exteriores), necesitarás más energía hasta que la batería alcance la temperatura adecuada. Por eso, es buena opción programar la carga con tu vehículo cómodamente con CA durante la noche si dispones de un dispositivo de recarga en casa o en el garaje de tu edificio. Así la batería mantendrá una buena temperatura y reducirás la pérdida de autonomía.
  • Antes de salir, aprovecha la energía de tu estación de carga. Precalienta el vehículo mientras esté conectado a la estación de carga, ya que así tomará la energía directamente de la red a través de la estación, y no directamente de la batería.
  • Planifica la hora de salida. Así el coche estará completamente cargado justo en el momento de iniciar la conducción, evitando que la batería se enfríe y necesite energía adicional.
  • Planifica tu ruta. Antes de que un coche se detenga por falta de batería, el sistema habrá dado varios avisos y la velocidad máxima permitida se habrá restringido. Pero, para evitar sobresaltos, es bueno planificar la ruta por adelantado, sobre todo en viajes largos, incluyendo las posibles paradas para cargar.
  • Utiliza la calefacción de asiento durante la conducción. Invertiremos menos energía que usando el sistema de calefacción central, especialmente si viajas solo.

 

Fuente: adslzone

 

¿Quién está en línea?

Hay 346 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

13764136
Hoy Hoy 690
Ayer Ayer 839
Esta semana Esta semana 690
Este mes Este mes 4952
Total de Visitas Total de Visitas 13764136

Día con más
visitantes

01-18-2023 : 27422

Gracias por su visita