Viernes, Diciembre 09, 2022

Estos discos SSD están sentenciados a desaparecer para siempre

discos-ssd-sata

Con el paso de los años, las unidades de almacenamiento han ido teniendo una evolución, no solo de espacio de almacenamiento, sino que también se han ido logrando unidades que son más veloces. Sin embargo, aquí no entramos a comprar si es mejor un HDD o un SSD, aquí vamos a valorar un modelo en concreto de las unidades de estado sólido que puede tener los días contados.

En concreto, nos referimos a los SSD SATA con factor forma de 2,5 pulgadas. Una pieza en particular que con el paso de los años podría desaparecer para siempre de las tiendas. Por esto mismo, vamos a ver los diferentes motivos que podemos encontrar para ver cuál será el futuro de este modelo SSD.

El fin de los SSD SATA

El final de este hardware en particular no será ni dentro de unos días, ni dentro de unos meses. Lo más probable es que vayan desapareciendo poco a poco, puesto que, con el tiempo, van apareciendo nuevos componentes que reemplazarán para siempre a los SSD SATA de factor forma de 2,5 pulgadas. Y, en este caso, el sustito de este modelo en concreto serán los SSD con factor forma M.2.

Aunque, para entender por qué desaparecen los SSD SATA, hay una serie de argumentos que tenemos que conocer antes de darlo por hecho, pero como os decíamos, no desaparecerán de un día para otro:

  • El primer punto es que los SSD pueden llegar a ocupar más espacio en la placa de portátil que un SSD M.2.
  • El tipo de instalación es diferente, los SATA requieren de dos cables, uno para que se pueda conectar a la placa base y el otro que lleva tensión desde la fuente de almacenamiento. En cambio, el otro modelo va directamente sobre la placa.
  • Tal y como comentan los compañeros de HardZone, el ancho de banda que tiene este modelo es inferior, «de 6 Gbps«. Básicamente, porque es el límite del puerto SATA. Por tanto, «puede transmitir 10 veces menos datos en el mismo periodo de tiempo que uno con interfaz PCIe».
  • La mayoría de los portátiles que encontramos en la actualidad vienen acompañados de una unidad M.2 que se puede reemplazar y una ranura extra del mismo tipo.

Las bondades de este disco de estado sólido

Por más que los SSD con conexión M.2 se hayan creado para dar carpetazo finalmente a los SATA, lo cierto es que todavía son muchos los usuarios los que siguen utilizando este disco de estado sólido en particular. Además, hasta que se complete la transición por completo entre un estándar y otro, pasarán años.

No obstante, es importante mencionar cuáles son los factores a favor de los SSD SATA por lo que todavía se tienen en cuenta. Y, principalmente, el gran diferenciador entre estos discos duros SSD lo encontramos en su precio. Además, son también muchos los ordenadores que no traen ranuras M.2, por lo que no queda otra que usar un SSD SATA o comprar un adaptador, teniendo que sumar un gasto extra.

Y, por último, los ciclas de vida entre ambas unidades es diferente. Por ejemplo, las unidades SATA tienen ciclos de vida largos, siendo más cortos en los M.2, especialmente si se utiliza constantemente para pasar mucha información. Por lo que, encontramos también puntos a su favor, a pesar de que su desaparición llegará en los próximos años.

 

Fuente: adslzone

 

¿Quién está en línea?

Hay 98 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

13680511
Hoy Hoy 918
Ayer Ayer 1012
Esta semana Esta semana 4850
Este mes Este mes 9018
Total de Visitas Total de Visitas 13680511

Día con más
visitantes

11-30-2022 : 1383

Gracias por su visita