Viernes, Diciembre 09, 2022

El equipamiento que encarece un coche nuevo y no vale para nada

equipamiento-coche-nuevo

El precio de los coches nuevos se ha disparado en los últimos años, con una subida que se está acelerando en los últimos meses y que, mucho nos tememos, se prolongará durante los próximos años. Según los datos facilitados por la Agencia Tributaria, el precio medio de un automóvil en España se ha situado ya en 22.755 euros y, entre ello, también lo ha hecho con el propio equipamiento del coche.

Cualquier coche moderno lleva un equipamiento completo

Se ha mejorado el diseño de los coches, los materiales utilizados y su eficiencia es mayor. No obstante, donde más se nota la evolución es en el equipamiento y en los sistemas electrónicos. De hecho, sin la electrónica, es muy posible que no pudiéramos disfrutar de coches como los híbridos, cuya gestión electrónica es primordial para un funcionamiento correcto y una fusión perfecta entre motores tan dispares como son el de combustión interna o el eléctrico.

Dicha evolución tecnológica, ha influido considerablemente en los gustos y deseos de los usuarios. Desde el sistema ABS, un dispositivo de seguridad que actúa sobre los frenos y que se convirtió en algo vital para evitar accidentes, hasta las actuales aplicaciones para teléfonos móviles, han pasado más de 40 años. La seguridad ha sido la parte que más desarrollo ha concentrado hasta llegar al nivel que tenemos hoy día, dejando que esa evolución se centre en otros apartados.

Ahora, cualquier coche moderno que se precie, necesita una pantalla de manejo táctil, diferentes sistemas de conectividad, poder recabar información de internet, reproducir música en streaming e incluso aparcar solo. La conexión Bluetooth para el teléfono móvil es un equipamiento que, por ejemplo, se ha vuelto vital o cosas como la apertura a distancia no pueden faltar. Pero, ¿cuál es el equipamiento que no puede faltar en tu coche nuevo?

Qué es lo que mejor podemos tener

Así, lo que sabemos es elegir qué complementos debe llevar un coche nuevo es una decisión muy relevante. El momento de adquirir un vehículo es el idóneo para confeccionar qué extras y equipamiento se quieren incluir, pues posteriormente puede que resulten más caros y que no estén integrados completamente con el vehículo.

Mientras que algunos resultan muy útiles y pueden mejorar notablemente la estética, el confort y la seguridad, otros solamente son un gasto que a la larga apenas supondrá una mejora.

Porque todo lo relacionado con las ayudas al conductor siempre es bienvenido. La mayoría de los complementos que vamos a ver a continuación te facilitarán tus desplazamientos diarios, velarán por tu seguridad y la del resto de vehículos de la vía… además de ser ideales para mantenerte conectado en todo momento. Pero si hablamos de ‘facilidades’, estas se llevan la palma.

  • Conducir sin llaves. ¿Quién no lo querría? La tecnología ha permitido que nos olvidemos de la llave tradicional, tanto a la hora de abrir y cerrar el vehículo, como de arrancar el motor. Sí, eres libre y ya no tendrás que preocuparte de ella. Sin duda, un extra a incluir.
  • Conectividad con cargador inalámbrico. El móvil nos acompaña allá donde vayamos… nadie puede negar esta afirmación. Bien, pues la mejor forma de no perder atención al volante y que no te multen por llevarlo en tus manos mientras conduces es conectarlo al vehículo… ¡y despreocuparte! Puedes recargar la batería de forma inalámbrica, renunciando a los cables gracias a este extra que debería aparecer siempre en el precio final del producto.
  • Asientos regulables y cómodos. Poder regular la altura, inclinación o la posición lumbar del asiento permitirá que el conductor esté cómodo y que pueda conducir de manera regular sin notar dolores de espalda.
  • Control de velocidad de crucero. Es un equipamiento ideal en nuestro coche para cuando se realizan largos viajes por carretera, pues permite indicar una velocidad fija constante la cual será mantenida de manera automática por el coche. De este modo no es necesario estar pisando el acelerador de manera constante y los pies pueden relajarse, algo crucial si se va a conducir durante varias horas.
  • Cámara trasera y sensores de aparcamiento. El momento de estacionar el automóvil es uno de los más complejos. Mientras que hay conductores que lo realizan sin problemas, otros necesitan más tiempo y esfuerzo. Gracias a la posibilidad de contar con sensores que avisen de la proximidad del otro vehículo o de una cámara que envíe imágenes directas de lo que está sucediendo en la parte posterior, la maniobra se vuelve mucho más fácil. Gracias a la tecnología actual es posible llevar este complemento un paso más allá y que al comprar coche nuevo se incluya un asistente de aparcamiento que realice esta labor de manera totalmente automática.
  • Luces de xenón. La inclusión de esta opción a la hora de comprar un coche nuevo puede resultar cara, pero se merecerá la pena si se espera conducir habitualmente en condiciones nocturnas. Su capacidad para alumbrar la carretera de una manera mucho más eficiente que los faros tradicionales hace que en caso de que se venda de nuevo el vehículo sea valorado positivamente por futuros compradores.

 

Fuente: adslzone

 

¿Quién está en línea?

Hay 181 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

13680531
Hoy Hoy 938
Ayer Ayer 1012
Esta semana Esta semana 4870
Este mes Este mes 9038
Total de Visitas Total de Visitas 13680531

Día con más
visitantes

11-30-2022 : 1383

Gracias por su visita