Jueves, Octubre 01, 2020

El precio de los Blu-ray demuestra por qué cada vez menos gente los compra

blu-ray

Los CD y los DVD se grababan por decenas y cientos cada año. Eran un medio seguro y barato de almacenar información adicional de nuestros ordenadores, además de ser necesarios para crear discos de música para el coche. Actualmente también se venden discos Blu-ray vírgenes para grabar, pero su precio es tan elevado que han dejado de tener sentido.

Los Blu-ray de 25 GB son demasiado caros comparados con un disco duro

Hay discos Blu-ray de distintas capacidades. Mientras los CD estaban limitados a 700 MB y los DVD a poco más de 4,4 GB, los Blu-ray pueden ser de 25, 50 o incluso de hasta 100 GB, aunque estos últimos son mucho más caros.

Si vamos a Amazon, podemos ver que una tarrina de 50 Blu-ray Verbatim de 25 GB cuesta unos 40 euros. En total estamos obteniendo una capacidad de 1.250 GB, o 1,25 TB. Si buscamos en la misma Amazon, podemos encontrar discos duros internos de 1 TB por menos de esos 40 euros, y un disco duro externo de 1 TB cuesta 47 euros.

Los costes de escala son aún mayores conforme aumentamos la capacidad de los discos duros. Mientras que en la tarrina de Blu-ray nos sale a 32 euros el terabyte, en un disco duro de 4 TB nos sale a 25 euros el terabyte. Con el dinero que nos ahorramos, podemos tener también una memoria USB de 128 gigas por apenas 16,5 euros que nos permita mover la información más cómoda y rápidamente. Con el disco duro se almacena la información que queramos retener, mientras que aquella que sólo queremos transportar temporalmente la podemos llevar en el pendrive.

En comparación, cuando los discos duros apenas tenían unas decenas de gigas de capacidad, los DVD permitían grabar datos que queríamos mantener seguros, así como películas o juegos que no queríamos que ocupasen demasiado. En lugar de gastarnos 100 euros en un disco duro de 60 GB, podíamos comprar una tarrina de 50 DVD por poco más de 20 euros, con una capacidad total de más de 200 gigas.

La nube, los discos duros y los pendrives han acabado con los discos

Así, como almacenamiento alternativo al ordenador no tiene sentido usar Blu-rays, aunque sí puede tenerlo si queremos darle a alguien un contenido que ocupe varios gigas, ya que el coste de cada disco Verbatim de los que hemos mencionado es de 63 céntimos. A su vez, otra opción más cómoda es almacenar el archivo en partes en la servicios de almacenamiento en la nube y enviar el enlace para que se lo baje, algo que hace unos años no era posible cuando reinaba el DVD.

Además, el almacenamiento en la nube es mucho más seguro que en formato físico, ya que este formato se va desgastando con el tiempo e impide leer los archivos. Además, es necesario tener un lector de Blu-ray para poder leer los archivos, lo cual muy poca gente tiene.

Esta es una muestra más de la tendencia que va teniendo el formato físico no reescribible. Para comprar contenido original como películas o juegos sí que seguirá sirviendo, pero el presente ya ha dejado claro que lo que la gente demanda es comodidad, con servicios en la nube, descargas y streaming.

 

Fuente: adslzone

¿Quién está en línea?

Hay 100 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

12838920
Hoy Hoy 54
Ayer Ayer 708
Esta semana Esta semana 2229
Este mes Este mes 54
Total de Visitas Total de Visitas 12838920

Día con más
visitantes

06-12-2020 : 1136

Gracias por su visita