Martes, Junio 18, 2019

Chromecast: por qué Google no necesita una consola

google-chromecast-stadia

El Chromecast ha sido el gadget por excelencia para convertir en inteligente cualquier televisor que tenemos en casa. Gracias a él, podemos mandar contenido desde nuestro móvil, o manejar plataformas como NetflixYouTube en un televisor no inteligente. Sin embargo, Google acaba de darle una nueva vida casi sin quererlo, demostrando por qué no necesita una consola.

Stadia y Chromecast son todo lo que Google necesita para revolucionar los videojuegos

Y es que Google ya tiene una consola, o algo parecido. En la presentación de Stadia, la compañía defendió que su servicio de juegos vía streaming funciona en cualquier plataforma sin necesitar una “caja” ni ningún dispositivo físico, aunque recomiendan que utilicemos su mando para una latencia mínima gracias a que funciona a través de WiFi.

Sin embargo, aunque la flexibilidad de poder jugar en el ordenador, la tablet, el móvil o en el portátil va a ser uno de sus principales alicientes, el hecho de tenerlo al alcance del televisor va a ser lo que de verdad le haga postularse como alternativa a las consolas. Y el Chromecast es la mejor vía para ello.

El Chromecast le ha abierto la puerta a Google a todos esos televisores que no son inteligentes, y donde los usuarios que quieran jugar a videojuegos a través del servicio de streaming van a poder hacerlo. De hecho, podrán hacerlo incluso en 4K con el Chromecast Ultra. Para el resto de televisores inteligentes es probable que Google lance una app, o que se pueda hacer directamente desde la de YouTube gracias al navegador que incorporan muchas de ellas.

Stadia funcionará en 1080p a 60 FPS con solo 25 Mbps de ancho de banda

Stadia requerirá en torno a 25 Mbps para jugar a 1080p a 60 FPS, mientras que para el 4K será suficiente con 30 Mbps. Para 1080p afirman que incluso con menos velocidad se podrá jugar bien, pero quieren estar seguros de que no va a haber ningún problema en la conexión. Para 720p afirman que con 15 Mbps será necesario, por lo que incluso los usuarios con ADSL podrán usar el servicio.

El servicio, en principio, no se sabe si requerirá comprar los juegos de manera individual, o si se ofrecerá en forma de suscripción mensual. La compañía ha dicho que dará todos los detalles en verano (probablemente en el E3).

La apuesta de Google llega en el momento ideal. Actualmente llegan demasiado tarde para crear su propia consola de videojuegos, ya que requiere crear un ecosistema desde cero. Sin embargo, pueden ofrecer algo diferente que solo ofrece un servicio como GeForce Now o PlayStation Now, con la ventaja de poder usarlo en cualquier plataforma. Es el momento ideal para arrancar un servicio de este tipo.

Además, cuando Google lo lance finalmente este año, nos encontraremos ante una plataforma que superará en calidad de imagen a lo que ofrecen Xbox One X o PlayStation 4 Pro, ya que estas consolas tienen 6 y 4,2 TFLOPs de procesamiento gráfico, por los 10,7 que ofrecerá Google gracias al hardware personalizado que AMD ha creado para ellos. Google tiene la consola en casa, y son ellos lo que deciden cuándo dejar utilizarla a los usuarios.

El hecho de que Google haya afirmado que la plataforma correrá a 8K a 120 FPS nos abre la puerta a un interesante futuro donde seguro que Google va a lanzar una versión de Chromecast compatible con esa resolución. Para ello, será necesario que use un puerto HDMI 2.1 y tener un televisor compatible (algunos Samsung o LG ya lo van a ser este 2019). Mediante una tecnología llamada DSC (Display Stream Compression) es posible tener una imagen hasta 10K a 120 FPS.

Lo cierto es que con el hardware actual que tienen les va a ser difícil ejecutar juegos a esa resolución y tasa de fotogramas, ya que incluso 4K a 120 FPS será algo bastante difícil. Por ello, Google podría sacar una versión aún mejor del Chromecast para el 8K, y dejar la versión 4K como la base a cambio de una reducción de precio, ya que tener comprar un Chromecast 1080p en pleno 2019 se queda corto, habiendo tanto contenido en Netflix y YouTube en 4K que se puede disfrutar en televisores de esa resolución.

Lo que está claro es que Stadia va a funcionar en cualquier plataforma donde funcione YouTube. Lo único que nosotros le estaremos mandando a la nube será el input con el teclado y ratón, o con el mando (ya sea el Stadia Controller o cualquier otro). Lo único que estaremos recibiendo es la señal de vídeo del juego como si estuviéramos viendo un vídeo de YouTube. Y si tienes uno de los servidores de Google cerca, la latencia puede llegar a ser casi imperceptible (apenas 1 o 2 ms si vives en Madrid y el servidor está allí, por ejemplo).

 

Fuente: adslzone

¿Quién está en línea?

Hay 114 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

12424005
Hoy Hoy 305
Ayer Ayer 678
Esta semana Esta semana 983
Este mes Este mes 12433
Total de Visitas Total de Visitas 12424005

Día con más
visitantes

05-11-2019 : 8055

Gracias por su visita