Miércoles, Noviembre 25, 2020

Huawei Matebook, así es y así funciona el nuevo ultraportátil – MWC 2019

matebook-1

Lo conocíamos en el CES Las Vegas 2019 como Matebook 13, pero para su llegada a Europa, Huawei ha decidido que es mejor llamarlo Matebook “a secas”. Hoy ha sido su puesta de largo en el Mobile World Congress 2019, a la sombra del nuevo Huawei Mate X, plegable y 5G, que ha eclipsado la presentación y su hermano mayor, el Matebook X Pro. Aunque es el más modesto, hemos tenido la oportunidad de probarlo como equipo de trabajo durante algo más de una semana y aquí van nuestra opinión de este Huawei Matebook.

El equipo va a llegar a España en dos configuraciones (aunque a nivel internacional hay 5) que se diferencian, esencialmente, por su procesador. Hablamos de que va a contar con un Intel Core i7 (8565U) o con Core i5 (8265U) ambos de octava generación, que irán acompañados de SSD de 512 GB y 256 GB respectivamente. Para distinguirlos un poco más, Huawei también ha querido que tengan un toque diferente de color, aunque ambos vienen en tonos plateados. El que lleva Core i5 ofrecerá un tono Mystic Silver, más claro, mientras que el Core i7 se decanta por un Space Grey.

Aquí acaban las diferencias ya que ambos ofrecen una memoria RAM de 8 GB (LPDDR3 2133MHz) y una pantalla IPS 2K de 13 pulgadas que, y esto es importante frente al modelo visto en EE.UU., no es táctil en los modelos que se venden en España – al menos de momento -. Más adelante hablaremos más a fondo de este elemento porque es uno de los más importantes del equipo.

matebook-48

Hecho este repaso rápido a los dos modelos a la venta, desgranaremos muchas más de sus características a continuación cuando lleguemos a cada uno de los apartados de este análisis.

Diseño, materiales y ergonomía

Empezamos por el estilo que destila este nuevo Huawei Matebook. Todo el equipo está realizado en aluminio anodizado, lo que le confiere un aspecto elegante y sólido.

matebook-6

Las medidas completas del equipo son 286 mm  de ancho por 211 mm y con un grosor de 14,9 mm. Es un equipo tremendamente compacto aunque el peso, sin ser elevado, digamos que se notan los 1,3 kg que da en la báscula, a pesar de tener una diferencia de solo 50 gramos frente a su directo rival – tanto estéticamente como en el lineal – el Macbook Air 13 de Apple que pesa 1,250 gr -.

matebook-2

Dentro de la estética de un portátil, no podemos dejar de fijarnos en su teclado y, sobre todo, en el pad del ratón táctil de enormes dimensiones. Empezando por el teclado, aunque es un equipo compacto y de dimensiones contenidas, se ha mantenido una distribución de teclas amplias. Incluyendo la de Intro a tamaño completo, algo que parece baladí pero que si trabajáis mucho con el portátil es uno de esos detalles pequeños pero que se notan a la hora de adaptarnos a teclear en un nuevo dispositivo. En este sentido, la adaptación en este equipo es rápida a poco que tengamos soltura. La distribución de los botones y su tamaño hace que no tengamos problemas para que la “memoria física” de nuestros dedos encuentren la tecla adecuada desde el primer minuto.

matebook-15

Cómo hemos indicado, el dispositivo cuenta con un pad para el ratón táctil de enormes dimensiones. El primer miedo que se puede tener es que al escribir estemos rozándolo continuamente… pero la experiencia es todo lo contrario. Si tenemos unas manos de ciertas dimensiones, es probable que lo estemos tocando con la palma de la mano todo el rato pero no responde ante toques accidentales. Combina por tanto, un área enorme para utilizarlo, reconocimiento de gestos y, todo ello, sin molestarnos cuando no debe hacerlo. Sin duda, uno de los puntos más a favor de este Matebook.

Antes de pasar a la pantalla y para cerrar el apartado estético, este equipo cuenta con un panel de 13 pulgadas pero, lo que nos interesa en este momento es su ratio con un 88% de espacio aprovechado. Eso permite contar con unos marcos ínfimos alrededor del panel que, pasamos a analizar a continuación sin antes terminar indicando que, para los que viajáis, este equipo tiene unas dimensiones ideales para trabajar en movilidad. Y para ello, aquí tenéis el Matebook sobre una bandeja del AVE antes de viajar con nosotros al MWC 2019.

matebook-ave

Pantalla, más grande de lo que parece aunque no todo es tan “brillante”

Cómo hemos indicando sólo un párrafo más arriba, el panel del Matebook es de 13 pulgadas, clavadas, no como el Macbook Air que sube a las 13,3″. Dado el ratio de pantalla – cuerpo, no se nota esta diferencia. Tenemos una pantalla IPS FullView, con resolución 2K (2160 x 1440 px), 200 puntos por pulgada y 350 nits de brillo. La gestión de sus gráficos está dirigida por una GPU Intel UHD Graphics 620.

matebook-12

Todo esto se traduce en una pantalla que responde realmente bien. No en vano cuenta con la representación 100% del rango sRGB. Tanto en la reproducción de vídeo como a la hora de ejecutar algún videojuego o trabajar con Photoshop y similares, tenemos una pantalla de altas prestaciones y respuesta adecuada.

El único fallo que nos hemos encontrado es el problema de los reflejos. Pese a que cuenta con un sensor de luz ambiental para adaptar el brillo de la pantalla, no siempre nos ha respondido como otros paneles y hemos tenido que batallar con este tipo de problemas, que se acentúan sobre todo cuando miramos la pantalla desde cierto ángulo.

matebook-40

Rendimiento y autonomía: un gran PC de trabajo diario y entretenimiento ocasional

En un portátil de estas dimensiones, es esencial que el equipo sea capaz de acompañarnos tanto en un viaje como en un día de trabajo sin problemas.  Todo el consumo está soportado por una batería de 41.7Wh (3660 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.). Promete cerca de 9,8 horas de reproducción de vídeo, 7,2 horas de navegación en Internet y 8,7 horas de trabajo, más adelante veremos como ha respondido el equipo en este campo.

¿Cuáles han sido los resultados en la realidad? Pues como suele ocurrir, algo menos de lo prometido pero dentro de un rango muy interesante. En horas de trabajo, hemos podido sacar al equipo una jornada sin problemas, más cercano a las 7 horas que a las 8, también es cierto que en esta cifra se incluye el tiempo de navegación por Internet, es decir, un uso mixto del equipo. La reproducción de vídeo si que se acercó a la cifra prometida, con casi 9 horas continuadas.

Si bien la autonomía cumple con creces, lo que si nos ha sorprendido es el sistema de carga rápida. Cómo podéis ver en las imágenes, el equipo cuenta con un puerto de carga USB Tipo C, junto con otro extra para conexión de dispositivos.

El enorme cargador de 65W que acompaña al equipo y el sistema de carga rápida es capaz de llenar la mitad de su batería en apenas 40 minutos y una carga completa se acerca a la hora y cuarenta o cincuenta minutos.

Finalmente, qué podemos decir de un equipo con una combinación de procesadores Intel de octava generación, RAM de 8 GB de RAM – aunque tienen el pequeño “pero” de ser DDR3 y no DDR4 – y SSD. Para las principales tareas de cualquier profesional se muestra capaz y robusto. Escribiendo, editando fotos e incluso montando algún vídeo ocasional, no hemos tenido queja del Matebook. Es cierto que no se trata de un portátil “Pro”, pero para un uso diario y, ocasionalmente, avanzado, es muy solvente.

Sonido: Dolby Atmos convierte al Matebook en un “pequeño” gritón

En este aspecto, destaca y mucho el Huawei Matebook. Si tenemos una pantalla 2k para los vídeos, el audio que ofrece el sistema Dolby Atmos integrado no deja más que buenas sensaciones.

Para empezar, tenemos que dar la vuelta al equipo para encontrar los altavoces, firmados por Realtek. Están colocados estratégicamente, con uno principal y dos más pequeños para los agudos que aprovechan su posición y cercanía a la superficie sobre la que se apoya el Matebook para aumentar su potencia.

Avanzamos, y ampliamos más adelante, que el Huawei Matebook no se ha olvidado de los usuarios de auriculares con minijack contando con puerto para este tipo de dispositivos.

Para la gestión del sonido y ecualización tenemos la aplicación de Dolby Atmos que nos permite cambiar entre diferentes perfiles, con 3 que podemos personalizar a nuestro gusto. Además, el sistema es capaz de reconocer si estamos escuchando música, viendo una película o jugando a un videojuego, y ajustar el perfil de sonido en consonancia con la actividad que estemos realizando.

Extras, complementos y otros detalles

Y es que hasta aquí diréis: “OK, un portátil que funciona bien pero ¿tiene algo más? ¿algún detalle diferenciador?”. Vamos a empezar con los complementos que nos encontramos dentro de la caja.

Y el primero, cuando tenemos un equipo que sólo tiene dos USB Tipo C y uno de ellos lo usaremos para la carga en ocasiones, es ¿donde conecto todo lo demás? Para empezar, lo primero que nos gusta es que Huawei no se ha olvidado de que la gente utilizar auriculares con minijack, y tenemos puerto en la carcasa, así que nos podemos olvidar de adaptadores para algo tan básico – pero que cada vez es menos habitual -.

matebook-17

Además, en el pack del equipo, se ha pensado en que la gente tiene que usarlo, sobre todo, para trabajar. Es por ello que se incluye el MateDock 2, un hub que conectamos al puerto USB Tipo C y nos amplía los conectores del equipo con un USB Tipo A (los “normales”), un USB Tipo C, un HDMI y un puerto VGA – seguro que los que os las hayáis visto y deseado en una presentación porque el proyector sólo tenía esta conexión, ahora mismo habréis levantado una sonrisa -.

Pasando ya a los extras que no son complementos de hardware, el Matebook cuenta con dos sistemas integrados que lo diferencian de su competencia: PC Manager y Huawei Share.

El PC Manager es un pequeño complemento que tenemos en la barra de tareas siempre disponible y además de mostrarnos cómo está funcionando el equipo, nos permite acceder, en primera instancia, a una herramienta de captura de pantalla.

Y no sólo nos sacará el típico pantallazo, es también un sistema OCR. O lo que es lo mismo, que podemos “escanear” cualquier imagen en el ordenador y obtener el texto que hay dentro de ella. Sin duda un complemento muy interesante cuando recibimos esos PDF que son simples imágenes.

¿Sirve para algo más este PC Manager? Si, principalmente para dos cuestiones: localizar y actualizar todos los drivers del sistema, de manera automática y sencilla; y por otra parte para mantener un diagnóstico y adelantarse a los problemas del hardware del portátil.

En este mismo elemento, aunque solo es un acceso directo, tenemos el acceso a la conexión con nuestro móvil a través de Huawei Share 3.0. Este sistema nos permite conectar y sincronizar nuestro terminal móvil con el equipo para acceder a sus archivos multimedia (fotos, vídeos y música).

Lo interesante de este sistema es su simpleza. Gracias a la conexión NFC del PC, sólo necesitamos activar el sistema, acercar el móvil y listo, ya lo tenemos pareado y no sólo para esa ocasión, para siempre. También podemos utilizar este sistema para pasar documentos ocasionalmente entre ambos dispositivos.

Sencillo, simple y rápido, no podemos tener más que buenas palabras para este aspecto del Matebook de Huawei que tampoco tiene mucha más explicación ya que es tan sencillo como abrir los apartados que nos aparecen en la pantalla y pasar documentos de un lado a otro.

Continuamos con los extras que nos hemos encontrado y nos han sorprendido y llegamos a detalles como el botón de encendido que esconde un sensor de huella dactilar. Esto se conecta con Windows Hello, por lo que podemos usarlo como método para desbloquear el PC e, incluso, para identificar diferentes usuarios y que cada uno tenga su propia configuración. Es cierto que esto se trata de una característica del sistema operativo y no de Huawei, pero sin este sensor no se podría aprovechar y no todos los portátiles cuentan con él.

matebook-9

Finalmente, para acabar ya con estos pequeños detalles, está la personalización de la fila de teclas F. De nuevo, es algo secundario (o terciario) pero no está de más echar un vistazo a los acessos directos que tenemos con estas teclas y en concreto nos encontramos el control de volumen, brillo de la pantalla y del teclado – dado que es retroiluminado -, muteado de micrófono y altavoces, acceso a multitarea, activar o desactivar el WiFi y acceso a PC Manager.

No queremos acabar sin mencionar en este apartado que además del NFC para la conexión con el móvil, el Matebook cuenta con WiFi ac y Bluetooth 5.0, elementos comunes pero que no está de más señalar que aquí también están presentes y cierran un aspecto de conectividad muy completo – sobre todo gracias al MateDock que viene incluido -.

Conclusión, opinión y valoración global del Matebook de Huawei

Llega el momento de sumarizar todas las sensaciones con este Matebook de Huawei. Y es también cuando hay que enfrentarlas al detalle que al final decanta la balanza: el precio. El equipo de Huawei cuesta 999 euros en su modelo de i5 con 256 GB y 1.199 euros en el de i7 y 512 GB – que es el que hemos probado -.

Con esta premisa en mente ¿vale lo que cuesta el Matebook? En nuestra opinión, pese a que la pantalla tendría que mejorar el brillo un poco más en entornos de mucha iluminación, donde los reflejos nos pueden estropear un poco la experiencia, la sensación general con el último ultraportátil de Huawei no puede ser sino de sobresaliente.

Es un equipo que ha rendido las suficientes horas como para trabajar con él un día entero, con un teclado cómodo y un pad para el ratón ultra-grande. Es relativamente ligero pero, sobre todo, es muy compacto, lo que lo hace muy fácil de transportar. Cuenta con toda la conectividad posible y la que le falta, la complementa con el MateDock. Los añadidos como el PC Manager, Huawei Share 2.0 o el sensor de huella dactilar no hacen sino sumar a una gran experiencia de uso.

En su faceta multimedia, se muestra muy capaz con las imágenes hasta 2k y con un soberbio rendimiento sonoro para lo pequeño que es.

¿No tiene nada malo? Por supuesto, no es un producto perfecto. A los reflejos de la pantalla podemos sumar que a España nos ha llegado sin pantalla táctil. Las comparaciones son odiosas, pero cuando hay un modelo que sí la tiene es algo a lo que siempre se aspira. Ahora bien, el equipo no se puede doblar completamente, es decir, no podemos colocarlo en modo “tablet”, por lo que su ausencia tampoco se echa tanto de menos.

 

Fuente: adslzone

¿Quién está en línea?

Hay 246 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

12882208
Hoy Hoy 155
Ayer Ayer 782
Esta semana Esta semana 1712
Este mes Este mes 19287
Total de Visitas Total de Visitas 12882208

Día con más
visitantes

08-11-2020 : 1132

Gracias por su visita