Lunes, Enero 20, 2020

El monitor de 6.500 euros de Apple no es para profesionales: la compañía mintió

apple-pro-display-xdr-duda

Apple presentó, junto al Mac Pro, el Pro Display XDR, un monitor 6K con unas especificaciones espectaculares y que prometía ser mucho mejor que monitores de referencia usados por fotógrafos y cineastas. Esto era algo raro para ser Apple, ya que los monitores de referencia cuestan decenas de miles de euros, y ellos venden el suyo a 6.499 euros (5.499 euros sin el soporte). Nada más lejos de la realidad, el monitor no cuenta con elementos clave que sí tienen los profesionales.

Apple dejó caer que su Pro Display XDR era mejor que uno de referencia, y no lo es

Los llamados “monitores de referencia” son algo imprescindible en la industria. Si miramos en tiendas, encontraremos que un monitor de referencia 4K HDR cuesta, como poco, 15.000 dólares, mientras que los Full HD se pueden encontrar por unos 4.500 dólares. El hecho de que Apple hubiera logrado poner un monitor 6K muy por debajo de esos precios hacía sospechar algo, a pesar de que en la presentación vendieron que su Pro Display XDR era capaz de ofrecer mejor rendimiento.

Los monitores de referencia han sido tradicionalmente LCD, mientras que Sony también ha lanzado recientemente monitores OLED como el Trimaster HX 4K de 31 pulgadas, que vale 30.875 euros. Canon también tiene algunos de los mejores del mercado, como el DP-V3120 que vale 39.000 dólares, o los de FSI, como los que veremos más adelante. La propia Apple lo comparó con un monitor de 43.000 dólares, dando a entender que el suyo, por 6.000, era mejor.

apple-monitor-referencia-sony

La clave de estos monitores es que ofrecen contrastes muy elevados, alcanzando cifras de 1.000.000:1 o de 2.000.000:1 con unos blancos puros, con brillos de 1.000, 2.000 y hasta 3.000 nits. Pero lo más importante es la capacidad de controlar individualmente lo que hace cada píxel.

Esto sabemos que es fácil de hacer en las OLED, donde cada píxel genera sus propios colores. En las LCD es más complicado, ya que se recurre al dimming para apagar zonas del monitor, divididas en torno a 300, 400 o 500 por regla general. En un monitor de referencia LCD esto no es suficiente, y por ello se recurre a paneles LCD de doble capa, donde sí hay un control de luminosidad por píxel para producir negros puros. Esta tecnología es muy cara, y ese es el motivo de que el precio de los monitores de referencia sea tan elevado.

Esto nos lleva al siguiente tweet, donde han comparado una imagen con zonas oscuras en dos monitores de referencia de FSI con la misma imagen mostrada en el monitor de Apple: el XM310K (22.500 dólares) y el XM311K (35.000 dólares).

Como vemos, los resultados son prácticamente inútiles para trabajar de manera profesional, y demuestran simplemente que Apple mintió, haciendo creer a muchos que se trataba de un monitor de doble capa. Apple prometía un contraste de 1.000.000:1, pero esa cifra es dinámica y no estática, donde de manera estática seguro que tenemos cifras más normales situadas en torno a 1.500:1, lo cual es lógico teniendo en cuenta que el monitor tiene 576 zonas de retroiluminación FALD en la parte trasera (o sea, una matriz LED de 32×18).

Este tipo de iluminación por zonas es la que usan muchos televisores o monitores LCD que en la actualidad muestran contenido HDR. Gracias a ella, se pueden controlar de manera independiente cientos de zonas de iluminación de los LED del panel para mostrar un HDR más fidedigno. El problema es que en situaciones como la de la foto, para mostrar por ejemplo una de las bolas rojas con fondo negro, se necesita mantener encendida una zona completa de FALD.

ENuUsnRXUAEMGd-1

Por ello, los negros son puros donde la iluminación está apagada, pero la luz se “fuga” por las zonas que se mantienen encendidas como ocurre en un televisor LCD tradicional con iluminación Edge LED uniforme, motivo por el cual estos televisores (como las Smart TV 4K de 400 euros) no pueden mostrar contenido HDR real.

Esto genera un efecto llamado “bloom”, que hace que las zonas oscuras cercanas a zonas iluminadas tengan una aureola blanca. Es por ello que los grandes fabricantes están buscando introducir la tecnología microLED en el mercado lo antes posible, ya que podrían tener todas las ventajas de un monitor LCD pudiendo controlar de manera independiente cada píxel a un precio más asequible.

En la imagen del tweet podemos ver también cómo un monitor de referencia de 22.500 dólares como es el XM310K también tiene algo de bloom, pero mucho menos acusado. Este monitor sacrifica el dimming por píxel a cambio de ofrecer una luminosidad máxima de 3.000 nits. El XM311K, por su parte, tiene menos brillo máximo, pero es capaz de mostrar un contenido de lo más fidedigno que se ha logrado en una pantalla en la actualidad.

ENY6DHhX0AM75SL

El utilizar zonas de dimming en un monitor que se dice de referencia puede suponer graves problemas a la hora de garantizar que un contenido sea fidedigno dependiendo de los colores que tenga alrededor. El siguiente vídeo muestra claramente los efectos de este problema, donde un grupo de píxels completamente blancos pasan a ser grises si el contenido que hay alrededor es negro.

En esta otra imagen podemos ver los problemas de uniformidad que presenta un fondo que debería ser gris parejo en toda la pantalla. También hay muchas quejas de que, dependiendo del ángulo de visión con el que se vea la pantalla, los colores cambian ligeramente, lo que no debería ocurrir con un monitor de referencia.

Además, hay paneles de AUOptronics que van a ir incorporados en monitores este mismo año que tienen 1.152 zonas de iluminación independientes, el doble de las que tiene el monitor de Apple. Estos paneles han sido bautizados como “miniLED”, y entre ellos encontramos el del ASUS PG32UQX, un panel IPS de 32 pulgadas, 4K y 144 Hz con 1.400 nits de brillo; muy cerca de los 1.600 de máximo del panel de Apple. Eso sí, el de Apple cubre el 100% de DCI-P3, mientras que el de ASUS cubre “sólo” el 90%.

Otro “inconveniente” del monitor para los profesionales es la resolución 6K del monitor, que no se adapta a ningún estándar del mercado y requiere reescalar la imagen a un tamaño mayor, donde además no se está teniendo una relación de 4 a 1 como hay desde Full HD hasta 4K. Por ello, no se está viendo de manera fidedigna la resolución del contenido.

worlds-best-pro-display

El Pro Display XDR sigue siendo un buen monitor para trabajar y puede valerle incluso a algunos estudios y fotógrafos, pero dista mucho de suplir las demandas de los profesionales que necesitan obtener la mejor calidad de imagen, como es el caso de los cineastas, y queda muy lejos de ser el «World’s best pro display» como Apple dijo en la WWDC de 2019. Así, tenemos un monitor bueno, pero muy caro para lo que ofrece, el cual podría ser el eslogan de Apple. En las próximas semanas iremos viendo reviews en las que se irá confirmando el hecho de que Apple mintió en la presentación al poner este monitor al mismo nivel o incluso por encima que lo que ofrecen los monitores de referencia.

 

Fuente: adslzone

¿Quién está en línea?

Hay 98 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

12630627
Hoy Hoy 435
Ayer Ayer 565
Esta semana Esta semana 435
Este mes Este mes 15267
Total de Visitas Total de Visitas 12630627

Día con más
visitantes

12-17-2019 : 5588

Gracias por su visita