Grupo Digital de Ayuda

Portal G.D.A.

Vie, 15.02.2019
  
  
  

Los drivers de Intel pasan a la Microsoft Store: el .exe está condenado a morir

intel-procesador-core-i9

Intel ofrecía hasta ahora sus drivers únicamente en un ejecutable. En ellos suelen introducir mejoras de rendimiento, parches y soluciones de errores de las tarjetas gráficas integradas en sus procesadores. Ahora, estos drivers han recibido un gran cambio, donde la versión .exe ahora es considerada como anticuada, y los nuevos drivers pasarán a descargarse desde la Microsoft Store en Windows 10.

Los drivers de Intel se actualizarán automáticamente si los instalas desde la Microsoft Store

Este cambio es positivo por varios motivos. En primer lugar, porque la actualización de drivers se puede hacer de manera automática a través de la Microsoft Store. En segundo lugar, los usuarios no descargarán archivos .exe de fuentes no fiables, con lo que se evitan que éstos puedan estar modificados para contener malware.

La primera versión de estos drivers UWP es la 25.20.100.6444, que sólo está disponible para Windows 10 October 2018 update (1809) y Windows Server 2019. Es muy importante que tengáis que en cuenta que sólo podéis tener instalados uno de los drivers a la vez: o los que vienen en ejecutable .exe, o los que se instalan a través de la Microsoft Store. En el caso de que instales ambos a la vez, Intel alerta de que puedes generar “desde un fallo menor hasta un fallo catastrófico”.

Sólo las tarjetas gráficas integradas (iGPU) presentes en procesadores Skylake y posteriores podrán recibir estos nuevo Modern Drivers. El resto tendrán que seguir utilizando el ejecutable actual, que se puede seguir descargando en la web oficial de Intel.

Cambios y mejoras de la versión 6444

Los drivers en .exe ahora pasan a ser conocidos como “Legacy”, y en el caso de querer volver a usarlos, tendrás que desinstalar los de UWP primero y reiniciar el PC. Intel ha bautizado estos drivers como “Windows Modern Driver”, y en su versión 6444 añaden los siguientes cambios:

  • Mejoras en el ajuste automático de gráficos para los juegos
  • Optimización para Artifact y Farming Simulator 2019
  • Menor consumo de RAM al usar OpenGL
  • Menor consumo de batería al usar Display Refresh Rate Switching (DRRS)
  • Mejoras de estabilidad en Vulkan

También se han arreglado anomalías gráficas en NBA 2K19, FIFA 19 (DX12) y Assassin’s Creed: Origins, así como cuelgues en Call of Duty: Infinite Warfare, FIFA 19 (DX12), World of Warcraft: Battle for Azeroth (DX12).

En cuanto a Windows, se han arreglado fallos relacionados con una profundidad de color errónea que se mostraba en pantalla, así como se pueden añadir tres o más pantallas virtuales. También se han solucionado cuelgues con Miracast en modo extendido con procesadores Pentium Silver y Celeron, además de un fallo que experimentaban jugadores en Battlefield IV y Dragon Age Inquisition.

 

Fuente: adslzone