Domingo, Agosto 25, 2019

Por qué los operadores podrían frenar el despliegue de 5G y fibra

acuerdo-redes-moviles

A primera vista el titular puede parecer alarmista, pero será lo que ocurra si nadie le pone freno a la política que la Comisión Europea quiere empezar a aplicar a los operadores. Una decisión que ha tomado Competencia ha puesto en vilo a todo el sector de operadores de telecomunicaciones de la UE, y podría suponer el fin de la colaboración por parte de los operadores en despliegues de redes móviles y fibra óptica.

Los acuerdos entre operadores han permitido que España sea una referencia en redes móviles y fibra

España se ha convertido en una referencia en fibra óptica a nivel mundial. Las redes fijas españolas cuentan con más kilómetros de fibra que ningún otro país de la UE. Uno de los principales motivos por el que esto ha sido posible es el marco regulatorio que ha permitido a los operadores desplegar fibra con libertad, además de otro hecho clave: que los operadores puedan llegar a acuerdos para realizar despliegues conjuntos.

movistar-fibra

Así, por ejemplo, Movistar ya cuenta con 6 millones de clientes bajo su red, de los cuales 1,86 millones son de otros operadores como Vodafone. Uno de los primeros acuerdos en fibra fue el que Jazztel cerró con Movistar en 2012 para compartir fibra en edificios. Los acuerdos se han sucedido durante los años, como el de Movistar con Vodafone, Movistar con MásMóvil, Vodafone con MásMóvil, Vodafone con Orange, etc. De hecho, este último se extendió este año también para las redes móviles, donde compartirán 2G, 3G, 4G y 5G.

Todo esto ha beneficiado a todos: a los operadores, que han podido reducir costes en el despliegue, y a los usuarios, que han podido tener mejores precios y más opciones para contratar fibra óptica en su hogar con el operador que prefieran.

La UE bloquea el acuerdo de redes móviles entre O2 Cz y Deutsche Telekom Cz

Ante todos estos acuerdos para compartir redes la UE no ha puesto ninguna objeción, ya que el beneficio para todos los implicados es claro. Sin embargo, la Comisión Europea ha emitido un comunicado con una serie de objeciones con respecto al acuerdo que habían alcanzado O2 Cz y Deutsche Telekom Cz en la República Checa para compartir redes móviles.

Estos dos son los mayores operadores de República Checa, y la UE, lejos de entender los beneficios que un acuerdo de ese calibre tiene para los usuarios, ha considerado que el acuerdo podría restringir la competencia en el mercado del país e ir en contra de la normativa de la Unión Europea.

De momento se desconoce cuál será el efecto que tendrán las objeciones, pudiendo resultar en una multa o en la obligación de deshacer el acuerdo. Ninguna de las dos situaciones genera tranquilidad en el sector de los operadores, que actualmente están compartiendo redes de fibra y se espera que amplíen esos acuerdos para acometer las fuertes inversiones en antenas que va a requerir el 5G.

5g-antena

La UE se justifica en la decisión de la República Checa diciendo que la cuota de mercado está muy concentrada en tres operadores: O2 y Deutsche Telekom y Vodafone, siendo este último quien ha denunciado ante la UE el caso. Así, afirman que en lugar de hacer un despliegue más eficiente y mejorar la calidad del servicio, el acuerdo podría eliminar los incentivos de ambos operadores para mejorar sus redes.

En otros países europeos no se ha dado una situación exactamente igual en redes móviles. En España por ejemplo ha habido acuerdos entre el segundo o el tercero de un total de cuatro, mientras que en Italia el primero y segundo sí han llegado a acuerdos, aunque allí hay hasta cuatro operadores.

Los operadores irán con pies de plomo y podrían frenar acuerdos y despliegues

A pesar de ello, los operadores se han puesto en alerta ante esta decisión, ya que esto implicaría que los acuerdos se van a analizar ahora con lupa, además del miedo e incertidumbre que genera el no saber si vas a poder contar con las redes de otro operador para complementar tu despliegue. Los acuerdos suelen buscarse cuando un operador no puede invertir todo lo que quiere, y en lugar de aumentar su deuda, decide llegar a un acuerdo.

La ausencia de acuerdos forzaría a los operadores a dos cosas: a aumentar la inversión a cambio de endeudarse más y aumentar los precios a los consumidores, o a ralentizar mucho el despliegue que hagan en redes; sobre todo las móviles que es donde parece que más está poniendo su foco el área de Competencia de la Comisión Europea.

La UE ya ha frenado en anteriores operaciones importantes a las telecos. Un ejemplo claro lo encontramos en el bloqueo que Bruselas impuso a Telefónica en Reino Unido con la venta de O2 a Hutchison, donde impidió que el operador vendiera su filial británica argumentando que eso iba a derivar en un aumento de precio de los servicios de telefonía móvil. Esto habría supuesto la unión de O2 y Three bajo una misma matriz, abarcando en torno al 40% del sector, y habría desincentivado a ambos a competir con otros en el país. En España ha habido casos parecidos de adquisiciones, pero con operadores que tenían cuotas de mercado menores, como Vodafone con Ono u Orange con Jazztel.

El efecto directo que esto tendría es que el despliegue del 5G se ralentizaría gravemente, haciendo que el 5G vaya llegando con mayor lentitud a nuevas ciudades, y básicamente poniendo en peligro la gran delantera que puede tomar la Unión Europea en este sector. Los operadores necesitan de estos acuerdos, sobre todo cuando están perdiendo valor en bolsa de forma muy acusada. Por ejemplo, Telefónica ha perdido un 45% en los últimos cinco años, mientras que Vodafone ha perdido un 25%. La UE debe ser consciente de todos los efectos nocivos que la falta de acuerdos puede llegar a generar en el mercado.

 

Fuente: adslzone

¿Quién está en línea?

Hay 104 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

12478721
Hoy Hoy 602
Ayer Ayer 656
Esta semana Esta semana 4962
Este mes Este mes 18125
Total de Visitas Total de Visitas 12478721

Día con más
visitantes

05-11-2019 : 8055

Gracias por su visita