Sábado, Septiembre 18, 2021

5G, una guerra mundial

5G-guerra-mundial

Lo primero, que quizás te estás preguntando, qué es el famoso 5G. Por definición, son las redes de quinta generación. Las primeras fueron las redes GSM, con las que empezamos a utilizar los primeros teléfonos móviles. Con el paso evolutivo de la tecnología y los nuevos avances, los estándares de comunicación han ido yendo a mejor, y con cada revisión, aumentaba una generación, pasando así por las redes 2G, 3G, 4G y ahora, empezamos con el 5G. Ya suena la flauta con el 6G, pero todavía está en desarrollo.

Qué nos ofrece esta tecnología

Las redes de quinta generación cumplen unos estándares de comunicación muy exigentes y alcanzan velocidades de vértigo, aunque no todo es cuestión de velocidad, también lo es los tiempos de respuesta (latencia) y márgenes de atenuación respecto a la estación a la que estamos conectados.

Los cálculos, de laboratorio y en entorno controlado, estipulan que pueden alcanzar velocidades de hasta 10 Gbit/s en banda alta, que es la que comprende las frecuencias entre 25 y 39 GHz. En el caso de la banda media, comprendida en el espectro entre 2.5 y 3.7 GHz puede alcanzar los 100-900 Mbit/s. Y la gran ventaja, la banda baja, comprende la misma frecuencia que el 4G, es decir, entre 600 y 850 MHz, eso sí, aumentando la velocidad hasta los 250 Mbit/s.

Cada nodo o celda con cobertura 5G estará capacitado con 3 antenas, una por cada banda: alta, media y baja.

Una de sus mayores desventajas, es la propagación física de las ondas de radio, ya que esta es directamente proporcional a la frecuencia de emisión. Esto es, a mayor frecuencia, menor propagación. De ahí la importancia de las redes de fibra óptica, necesarias para el amplio despliegue de celdas por cada esquina, incluso en farolas de alumbrado público.

redes-5g

5G, controlando el mundo

Previo a la pandemia del coronavirus, pese a que puede sonar muy lejano, se estaba librando una batalla digital y geopolítica entre EEUU y China. Pensarás que esto tiene poco que ver con el 5G, pero no es así.

China cuenta con algunas de las mayores empresas a nivel mundial de equipos de conectividad, como Huawei o ZTE, proveedoras de antenas y otros equipos a cientos de países y otras empresas proveedoras de servicios de Internet. Por su parte, EEUU también tiene sus quehaceres, ya que lo llevan investigando y usando con fines militares desde hace algunos años. Si, también puede ser un arma letal.

Para el control remoto de otros equipos, la velocidad de las redes, la seguridad, latencia, ininterrupción del servicio, etc. es un tema de vital importancia, ya que va a permitir librar batallas a distancia. Drones, misiles inteligentes y lo que no sabemos, esto es lo que los gobiernos más poderosos y empresas del sector tienen siempre tras la espalda. Pero, ¿por qué? Algunos gobiernos consideran que es un asunto de seguridad nacional. Es decir, que, si todo va a estar conectado, que sea un equipo fabricado por un país rival en la carrera tecnológica no es muy seguro, ya que podrían tener, supuestamente, accesos ocultos a esas redes y acceder a información confidencial de gobiernos o estrategias militares. Un tema algo turbio y que nunca sabremos claro.

Es por ello que la llegada masiva del 5G a la población va a suponer un antes y un después en todas aquellas sociedades que lo implementen.

Grandes apuestas de las nuevas redes

Como decíamos, la cobertura con redes 5G va a suponer, además de un gran despliegue tecnológico en algunas áreas, el empuje para el desarrollo de algunos proyectos que antaño se habían quedado en el tintero a la espera de nuevas tecnologías que hicieran posible su desarrollo final y uso.

Es el caso de los nuevos avances en medicina a distancia, ya que se están implementando quirófanos con robótica avanzada y que pueden ser controlados por un médico especialista desde cualquier parte del mundo. Esto es gracias, además de la velocidad, de la latencia. No es lo mismo esperar a que cargue una web, por milisegundos que sean, a la precisión de tener que frenar un bisturí al hacer una incisión.

Ah, que no se me olvide, el mundo del automovilismo también sufrirá algunos cambios. Para los nostálgicos a los que nos gusta conducir y utilizar el cambio manual, puede ser una noticia triste, pero, si, el 5G también impulsará los vehículos autónomos. Al igual que en el caso de la medicina, la precisión en los tiempos de respuesta es fundamental.

La nueva tecnología a pie de calle

Al nivel de las personas que probablemente nunca veremos algo tan sofisticado, también disfrutaremos de las redes 5G.

Las primeras infraestructuras ya están disponibles en España y los teléfonos móviles 5G con capacidad para conectarsea ellas también. Así que, si vives en una de las grandes ciudades, podrás disfrutarlo muy pronto si no lo haces ya. Como comentábamos anteriormente, la cobertura de quinta generación necesita de muchos nodos para dar servicio a un núcleo similar al de redes de generaciones anteriores, así que el despliegue, puede demorarse.

Otro factor es el de la domótica. Hace poco más de 5 años, parecía todo un lujo el que tenía una bombilla que se encendía al caer la noche, que se apagaba a golpe de susurro o la persiana que se bajaba sola al notar la presencia de chubascos. El del Internet de las Cosas (IoT) ha supuesto una revolución, ligado al de los asistentes de voz como Alexa, Google Home o Siri.

Ahora todos (o casi) tenemos en casa un asistente y par de bombillas para entretenernos encendiendo y apagando haciendo un chascarrillo cada vez que tenemos visita. Aunque ya no se extrañan, seguramente también lo tienen.

No necesitas 5G para ello, pero fuera de ella, el 5G va a posibilitar tener cada vez más cosas conectadas a la red, a las famosas nubes. Cámaras de tráfico, semáforos, farolas, pasos de cebra, riegos automáticos… un sinfín de posibilidades, las cuales, seguro no todas están descubiertas.

¿El 5G es peligroso?

Todo en exceso es malo. Eso me han dicho siempre. Pero en lo que respecta a las redes 5G, te diré que siempre que se tomen una serie de precauciones, no deberás tener ningún percance ni correr un grave peligro.

Para empezar, ya estamos rodeados de cientos de aparatos que emiten todo tipo de ondas radioeléctricas y en diferentes anchos de banda del espectro radioeléctrico. Esta será una más. Si que es cierto que algunos estudios dicen que la banda alta del 5G es capaz de entrar o atravesar nuestro cuerpo, ya que las ondas son más pequeñas que nuestros poros. No creo que debamos preocuparnos, tampoco hay nada demostrado, ni para bien ni para mal.

Todas las antenas de radio, de GSM en adelante, cuentan con un paralelepípedo de protección, es decir, una zona alrededor a la que no se debe acceder siempre que la estación de radio esté en funcionamiento. Para no estar expuesto de forma directa a esa emisión, que junto a la antena si puede llegar a ser nocivo. Aunque es un tema más de precaución y seguridad en el trabajo que del aspecto médico.

¿Te has parado a pensar por qué un microondas no funciona con la puerta abierta? Para calentar lo que allí metas, utiliza un magnetrón, que es un generador de ondas, de entre 3 y 5GHz, a la potencia suficiente como para descongelar y quemar un bloque de filetes en pocos minutos. Mucha gente tenemos uno en casa, lo utilizamos a diario y aquí seguimos, con 3 ojos, nada raro.

En definitiva, las redes 5G son seguras y han venido para quedarse, al menos durante un tiempo, aunque ya suena la flauta con las redes de sexta generación.

 

Fuente: adslzone

¿Quién está en línea?

Hay 436 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

13132600
Hoy Hoy 399
Ayer Ayer 1054
Esta semana Esta semana 6178
Este mes Este mes 18882
Total de Visitas Total de Visitas 13132600

Día con más
visitantes

09-14-2021 : 1445

Gracias por su visita