Sábado, Diciembre 10, 2022

Así puedes solucionar los problemas de latencia y mejorar tus partidas online

stop-lag

En videojuegos online como Fortnite o League of Legends resulta imprescindible que se reduzca la latencia al máximo. Cuando a un jugador no le responden adecuadamente los controles está en clara desventaja y puede ser frustrante.

También conocida como lag, los efectos más comunes de la latencia son los saltos en la acción o el hecho de que tu pantalla, y por tanto tu personaje, se paralicen. Vamos a contarte cuáles son los pasos necesarios para mejorar tu conexión, reducir la latencia todo lo que se pueda y que tus partidas online mejoren su calidad.

Mejor con cable que con WiFi

La latencia o lag es inevitable debido a que toda comunicación a distancia implica un cierto retardo en la llegada de los datos. Sin embargo, existen mediciones de pocos milisegundos, ms por sus siglas, que no afectan para nada al usuario.

apertura-lag

Uno de los primeros pasos que puedes dar para mejorar la latencia es conectarte por cable antes que por WiFi. Aunque hay cierta comodidad al conectarte de forma inalámbrica, que ya bastantes cables se necesitan entre corriente, HDMI, USBs y demás, siempre será una opción mejor conectar tu dispositivo gaming directamente por cable.

Conectar un cable Ethernet desde el puerto Ethernet del dispositivo a un puerto LAN abierto del router. En consolas como Xbox, la conexión por cable se conectará automáticamente, mientras que en las de PlayStation tendrás que seleccionar conexión por cable de forma manual o seguirás conectado por WiFi mientras esa funcione. Si ya has optado por esta conexión y notas que algo falla, revisa el conector del cable, que se rompen con cierta facilidad. Son cosas que están a simple vista y parecen cosas evidentes, pero en las que no siempre pensamos.

Si no te queda más remedio que conectarte por WiFi, hay una serie de aspectos que deberías revisar. Por ejemplo, no coloques el router en un punto que incida en la propagación de la señal, como detrás del televisor, cerca de una ventana, etcétera, ya que limitas la cobertura.

También deberías optimizar los canales WiFi. Siempre que podamos, deberíamos escoger la banda WiFi de 5 GHz, que teóricamente ofrece mejor rendimiento en la señal que la de 2.4 Ghz. Aunque todo esto también dependerá del nivel de saturación de cada uno de estos espacios.

Los routers más avanzados intentan evitar la saturación a través de un analizador del espectro que ayuda a seleccionar automáticamente el mejor canal, pero lo ideal es hacerlo manualmente y comprobar el funcionamiento con cada uno de ellos. Por ello es recomendable que seamos capaces de identificar qué canales a nuestro alrededor están en uso, cuáles tienen más tráfico y cuál es el más recomendable para nuestra vivienda. En la actualidad, y de una manera accesible, hay aplicaciones como Wifi Analyzer para Android o Windows 10 que nos dan esta información mostrando la saturación y potencia de la señal de cada banda de frecuencias.

Mejorar la latencia con DNS

En ocasiones, el fallo por el que tenemos bastante latencia está en los sistemas de nombres de dominio (DNS). Estos valores se pueden cambiar manualmente accediendo a la sección de ‘Red e Internet’, desde ‘Configuración’. Allí hay que entrar en el apartado ‘WiFi’ o ‘Ethernet’, dependiendo de cómo estemos conectados, y pinchar en ‘Cambiar opciones de adaptador’. Aparece un icono que permite acceder a nuestra red y debemos hacer clic con el botón derecho, para después entrar en ‘Propiedades’. Aparece un menú a continuación en el que hay que marcar la opción ‘Protocolo de Internet (TCP/IP)’ y pinchar en ‘Propiedades’. Se abre una ventana donde podemos pinchar en ‘Usar las siguientes direcciones de servidor DNS’.

DNS

Una vez pinchemos en ‘Usar las siguientes direcciones de servidor DNS’ podremos introducir otras DNS, para intentar que se solucionen así nuestros problemas de conexión. Una de las más usadas son los DNS de Google (8.8.8.8 para el ‘Servidor DNS preferido’ y 8.8.4.4 para el ‘Servidor DNS alternativo’, o bien, para el protocolo IPv6, estos dos: 2001:4860:4860::8888 y 2001:4860:4860::8844). Otros DNS también populares son los de Quad9, centrados en la privacidad y la seguridad (9.9.9.9 para el ‘Servidor DNS preferido’ y 149.112.112.112 para el ‘Servidor DNS alternativo’, o bien, para el protocolo IPv6, estos dos: 2620:fe::fe y 2620:fe::9).

 

Fuente: adslzone

 

¿Quién está en línea?

Hay 191 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

13680577
Hoy Hoy 21
Ayer Ayer 963
Esta semana Esta semana 4916
Este mes Este mes 9084
Total de Visitas Total de Visitas 13680577

Día con más
visitantes

11-30-2022 : 1383

Gracias por su visita