Viernes, Mayo 27, 2022

Soluciona así los problemas más frecuentes con Xbox Series X y S

XBox

Si estás experimentando algún problema con tu consola de las series S o X, te comentamos cómo puedes solucionarlo teniendo en cuenta qué es lo que puede estar sucediendo. Como pueden darse muchas situaciones, te comentamos las mejores soluciones en cada uno de los casos. Puede que tengas diferentes problemas con tu cuenta, suscripción, con los juegos, te falle el audio o vídeo o se dé algún error conocido. También te desvelamos cómo descubrir si lo que sucede es que el servicio no está funcionando correctamente.

Tanto si tienes tu consola desde hace mucho tiempo como si estás dando tus primeros pasos, pueden darse situaciones que te desesperen o te hagan dudar sobre qué es lo que debes hacer en cada caso, por eso, descubre cuáles son los problemas y errores que se suelen dar con Xbox Series X y S y cómo resolverlos de la manera más rápida y eficaz posible.

Problemas con la cuenta

Si tienes algún problema con la cuenta, porque no puedes acceder a ella, has olvidado tus credenciales o te han robado la consola, entre otras situaciones, querrás saber qué es lo que sucede o cómo puedes actuar en cada caso, por eso te damos solución a los problemas más comunes relacionados con tu cuenta en la consola de Microsoft.

Cuenta de Xbox robada

Si alguien ha robado tu consola, lo primero que tienes que hacer para poder mantener segura tu cuenta tras el robo. En primer lugar, tendrás que cambiar la contraseña. Podrás hacerlo iniciando sesión en tu cuenta de Microsoft, en Seguridad y Seguridad y contraseña. Posteriormente, darás a Cambiar mi contraseña y comprobarás que eres el titular con un código de seguridad. Indica tu contraseña actual y la nueva para que esta se cambie y nadie más pueda hacerlo teniendo la consola a mano.

Lo siguiente que has de hacer es denunciar su robo a la policía y si tienes seguro a tu compañía. Así, buscarán la mejor solución para recuperarla si es posible. Para encontrar el número de serie que te pedirán, basta con iniciar sesión en tu cuenta y en Todos los dispositivos, en Dispositivos ve a la consola y Mostrar detalles. Allí aparecerá el número de serie.

Asimismo, es bueno que compruebes tus facturas y pedidos para asegurarte que no se ha hecho ningún cargo sin tu autorización. Tendrás que ir desde la misma web a Pago y facturación e Historial de pedidos. Si te encuentras con alguno que no conoces, deberás contactar con soporte técnico para que te orienten sobre qué es lo que debes hacer.

No puedo iniciar sesión

Si no puedes iniciar sesión, lo primero que puedes hacer es consultar si tu conexión de red funciona o cómo se encuentra el estado de los servicios de Xbox. En este caso, puedes consultarlo aquí, te aparecerán los que están funcionando, limitados o con una interrupción importante, entre los que se encuentran las de inicio de sesión y más.

Para comprobar la conexión de red, puedes revisarla desde tu propia consola en Configuración. Debes ir a General y Configuración de red. Desde allí le darás a Probar conexión de red y te mostrará su estado después de haberlo analizado. Te dirá si está bien. Si quieres reiniciar tu conexión irás a Configuración, General y Configuración de red para darle a desconectar y después iniciar de nuevo dando a conectar red.

Si crees que tu cuenta ha sido atacada o tienes problemas para iniciar sesión, ve a cambiar la contraseña en Seguridad, en tu cuenta Microsoft. Allí puedes dar a cambiar contraseña, aunque para ello debes verificar tu identidad.

Para usar tu perfil y otros servicios, debes usar el email y contraseña con la que creaste la cuenta en la que se basa tu perfil. Si te has olvidado tu contraseña o email, puedes restablecer la contraseña siguiendo los pasos que te hemos comentado. También puedes hacerlo en tu consola, desde Iniciar sesión donde pone He olvidado mi contraseña. Escribe los caracteres que te aparecen y los teléfonos o emails alternativas proporcionadas anteriormente. Si no te va, ve a recuperar la cuenta de Microsoft en línea, demuestra que eres tú y tras verificar tu identidad escribe el código de seguridad recibido. Puedes dar a recuperarla desde aquí también.

También pueden darse diferentes problemas de errores frecuentes con tu consola, en cuyo caso te recomendamos que consultes esta página para conocer cuál es el error concreto y cómo proceder en cada uno de ellos. Los más comunes son E100, E200, E204 o E207, E101, E102, E105, E106, E203, E208, E305, E206. Si te aparece alguno, mira la página indicada. En función de lo que suceda, puedes tener que reiniciar o restablecer la consola, descargar el archivo de actualización, actualizar el sistema, restaurar a valores de fábrica, probar el restablecimiento de fábrica sin conexión o incluso reparar la consola si nada más funciona.

Agregar o quitar cuenta a una consola

Si quieres añadir una cuenta en tu consola porque lo necesitas para solucionar alguno de los problemas más frecuentes, lo primero que tienes que hacer es dar al botón de Xbox para abrir la guía. Una vez que lo hayas hecho, debes ir a Perfil y Sistema y desde allí seleccionar Agregar o cambiar para después Agregar nueva y seguir las instrucciones que te aparecen en la pantalla indicando la dirección de correo electrónico. Es un proceso muy intuitivo.

Si quieres quitar un perfil, desde la misma sección, en donde pone Configuración debes ir a Cuenta y a Quitar cuentas. Seleccionarás el perfil que quieres borrar y lo confirmas con Quitar. Si no tienes acceso a tu cuenta, podrás hacerlo desde la página de Seguridad en Iniciar sesión. Te pedirán tu contraseña y la cambiarás siguiendo los pasos indicados.

Problemas en juegos de Xbox

Pueden darse una buena cantidad de problemas con los juegos en estas consolas, especialmente en algunos, con los inconvenientes que supone tener que dar con él cuando se bloquea, tiene problemas al iniciar o se produce algún error conocido que le puede afectar. Te comentamos qué es lo que puede suceder con juegos en la nube, Xbox Game Pass y otras situaciones que se te pueden plantear mientras estás intentando jugar.

Xbox Game Pass

En ocasiones, se pueden dar largos tiempos de espera para jugar porque sus juegos son demasiado populares. Mientras no se solucione, tendrás que seguir esperando en algunas ocasiones. No son pocas las veces en que los usuarios se han quejado de este problema. Mientras, puedes comprobar que no hay otro problema como la conexión de red.

Si se instaló un juego con Xbox Game Pass, pero este ya no se reproduce, comprueba las suscripciones a Xbox Game Pass y Xbox Live Gold están activas y que el juego se encuentra en el catálogo actual. Si tienes problemas para descargar e instalar tus juegos de Xbox Game Pass en tu consola desde la app móvil Game Pass, comprueba que has habilitado la instalación remota y configurado la consola como principal. Asegúrate de que tiene el modo inicio inmediato y se encuentra conectada a Internet.

Solucionar problemas de juegos en la nube

Si al intentar jugar en tu consola no te va, lo primero que tienes que hacer es ver si hay una interrupción del servicio, como te hemos comentado anteriormente. También puede ser que tengas que esperar un poco porque hay muchos usuarios intentándolo, en cuyo caso solo queda esperar ya que están intentando solucionarlo. Para un rendimiento óptimo del juego remoto, es recomendable usar el tipo de NAT abierta en tu consola. Si es moderado no bloquea la configuración, pero puede afectar a la experiencia y si es estricta no podrás completarla. Para ello, solo tienes que dar al botón de Xbox e ir a Perfil y Sistema. En configuración y general irás a la Configuración de red. En Estado actual de la red verás el tipo que hay en Tipo de NAT.

Puede que tengas problemas de latencia por muchas razones, como la calidad de tu conexión a internet. Lo que puedes hacer es probar a hacer una prueba de velocidad en tu consola en la Configuración de red, dando a Probar la velocidad de red y estadísticas. Para juegos online, la velocidad mínima de descarga es de 3 Mbps, la de carga mínima es de 0,5 Mbps y el ping ha de ser menos de 150 milisegundos.

También puedes comprobar tu ancho de banda y velocidad de conexión a internet en un comprobador de velocidad, ponerte en contacto con tu ISP para ver cuál es la asignación del ancho de banda o probar con otro cable o puerto. Puedes probar a apagar y encender la consola y el hardware de red a ver si así funciona o cambiar la configuración de tu firewall por si está afectando a la conexión. También puedes probar a habilitar la funcionalidad de red perimetral (DMZ).

También se pueden dar problemas de audio y vídeo y otros, en ocasiones por problemas con la red. Si el audio de tus auriculares no se encuentra sincronizado con el vídeo es porque el Bluetooth no es compatible con los juegos en la nube en una consola Xbox. Mejor prueba auriculares con cable.

El juego se queda bloqueado

Si el juego se queda bloqueado, debes comprobar si hay problemas de interrupciones de servicio. También puedes salir y reiniciar el juego, apagar y encender la consola o comprobar tu conexión de red. Otra cosa que puedes probar es a usar otro perfil a ver si va, y si tu perfil está dañado puedes quitarlo y volver a añadirlo (ya te hemos explicado antes cómo se hace).

También puedes ver si hay algún problema conocido con el juego desde aquí. Esta sección está constantemente actualizada para que estés al día de estos y descubras qué es lo que puedes hacer en este caso. Si hay un código de error, puedes comprobar en qué consiste en los resultados de búsqueda de Microsoft.

Problemas de audio y vídeo

Si tus auriculares no se conectan mientras estás jugando en la nube, prueba a apagar y volver a activarlos, desemparejar y volver a emparejarlos, deshabilitar y volver a habilitar el Bluetooth en tu dispositivo, comprobar la configuración de los auriculares o actualizarlos. En tu consola, podrás hacerlo desde Configuración. Lo harás en Perfil y Sistema, Configuración, Dispositivos y conexiones y accesorios.

Si has hecho un cambio o configuras tu Xbox por primera vez, comprueba que el audio del televisor no está silenciado y tiene un buen volumen y que los altavoces externos están encendidos y funcionan bien. Si es así, comprueba las conexiones de HDMI y las de tu televisor. Si le das al botón Xbox, vas a Perfil y Sistema, después a Configuración, a General y después a Tv y opciones de pantalla. Da a Fidelidad de vídeo y sobrebarrido y en pantalla da a HDMI.

Si hay problemas de sincronización de audio o vídeo en formatos de audio envolvente, tendrás que contactar con el fabricante para conocer las especificaciones de rendimiento. Una vez que todo está correcto, puedes configurar el audio para que use el modo de paso con eARC en el dispositivo de audio si lo admite.

Si la app no se escucha durante una charla de voz, ve a la configuración general y Salida de audio y volumen. En volumen, da a Mezclador de charla y selecciona las opciones disponibles. Si el problema es con un receptor de audio y vídeo, enciende primero la televisión, después el receptor y finalmente la consola. Usa el botón de entrada de tu televisor y cambia el origen a otro y de nuevo al de la consola. Reinicia el receptor, después establece la conexión de la tele en HDMI en la Xbox como hemos dicho inicialmente.

Problemas de suscripción y pago

Puede darse que no puedas acceder a tus juegos o ventajas por algún problema en el juego o quieras darte de baja y recibir el reembolso por el tiempo que no utilices el servicio, entre otras cuestiones relacionadas con las suscripciones y pagos en tu consola Xbox S y X, por eso te vamos a comentar qué es lo que puedes hacer en algunos casos. Si no das con la solución puedes probar a contactar con soporte para que te digan qué hacer en tu caso.

Solicitar reembolso

Si quieres solicitar un reembolso, lo primero que debes hacer es ir a la página de Servicios y Suscripciones de tu cuenta, podrás obtener un reembolso si eres apto. Has de dar a Administrar y Cancelar Suscripción o Desactivar la facturación periódica. Si quieres cancelarla y eres apto para reembolso, tendrás la opción de No cobrarte el x fecha o dar a, y esto es lo que te interesa, Cancelar inmediatamente y obtener un reembolso. Si no eres apto, no te aparecerá esta opción.

Esta es la forma más sencilla de dar de baja un servicio que no vas a querer usar más, o que no puedes pagar, y recuperar tu dinero en caso de que esto sea posible. Si no logras lo que necesitas, contacta con soporte para que te expliquen tu situación.

Compartir suscripción

La clave de compartir la suscripción se encuentra en la cuenta principal que se haya determinado. Si quieres compartir una cuenta con un amigo, lo que tienes que hacer es configurar tu consola con tu cuenta de usuario. Después debes añadir una nueva cuenta de usuario con el botón Xbox y añadiendo nueva cuenta en el menú de perfiles. Añades la cuenta de tu amigo y te conectas a ella. Vas a Configuración, después a General, a Personalización y Mi consola Principal con la cuenta de tu amigo. Después cierras esta cuenta e inicias con la tuya. Así, podrás compartir la cuenta y disfrutar de la misma biblioteca de juegos y suscripciones.

Podéis seguir los mismos pasos en la consola de tu amigo, en viceversa, para que ambos tengáis acceso al contenido que tenéis. Es importante que sepas que solo podrás cambiar tu consola principal un máximo de 5 veces cada año, por lo que si al intentar compartirla te encuentras con este problema es posible que hayas rebasado el límite.

Pagar saldo pendiente

No tiene por qué ser que no hayas querido pagar. Se pueden dar muchas situaciones por las cuales tengas saldo pendiente, como que ha vencido la tarjeta y no te has dado cuenta, que no tuvieras en este momento dinero en tu cuenta para pagarla o cualquier otro caso. Si tienes una suscripción que se renueva de manera automática y hay un error con el pago de tu renovación, perderás acceso a tu suscripción y las ventajas que esta te proporciona.

Para solucionarlo, puedes ir a Servicios y Suscripciones en Microsoft y designar otra opción de pago para pagar el saldo vencido accediendo a tu cuenta. Sigue las instrucciones de pantalla y lograrás hacerlo, recuperando así las ventajas que tenías hasta entonces.

Contactar con soporte técnico

Si aún sigues necesitando ayuda, puedes contactar con ellos con chat en la web, de lunes a viernes de 9:00 a 21:00 horas CET o de sábado a domingo de 10:00 a 18:00 horas CET o por teléfono de lunes a viernes de 9:00 a 20:30 CET y de sábado a domingo de 10:00 a 17:30 CET. Puedes acceder al servicio de asistencia desde aquí en ponte en contacto con nosotros.

Tendrás que indicar con qué es lo que tienes problemas y cuál es el problema en concreto y seguir con el formulario y dar a obtener ayuda. Te aparecerá el agente virtual para responder a tus consultas si no encuentras lo que buscas allí. Si el chat y llamadas están disponibles para el problema, te aparecerá la opción y podrás utilizarla si te gusta más.

 

Fuente: adslzone

¿Quién está en línea?

Hay 206 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

13464623
Hoy Hoy 546
Ayer Ayer 1113
Esta semana Esta semana 5502
Este mes Este mes 36348
Total de Visitas Total de Visitas 13464623

Día con más
visitantes

05-04-2022 : 1731

Gracias por su visita