Lunes, Noviembre 23, 2020

O proteges tus cámaras IP o Dios sabe donde acabará un contenido a veces «comprometido»

CamarasIP

Un grupo de piratas informáticos no identificado, está compartiendo bajo pago en sitios web para adultos 3 Tbytes de contenido de vídeo conseguidos tras el hackeo de al menos 50.000 cámaras IP.

Los vídeos, privados y caseros, duran desde menos de un minuto hasta más de 20 minutos y muestran escenas íntimas de parejas, madres lactantes e incluso niños. La mayoría de ellos se encuentran en diversos estados de desnudez o posiciones comprometedoras, en dormitorios, baños y distintas localizaciones del hogar.

Las imágenes parecen haber sido tomadas de cámaras IP, muy comunes en hogares de algunos países y que se instalan por motivos de seguridad o para vigilar de forma remota a niños, ancianos, trabajadores domésticos o mascotas. La mayoría son de Singapur, aunque hay víctimas diversas de Tailandia, Corea del Sur y Canadá.

El grupo pirata proporciona gratuitamente una «muestra» de 700 Mbytes que contiene unos 4.000 vídeos e imágenes del metraje pirateado antes de vender el paquete entero por 150 dólares y asegura tener una lista de más de 50.000 cámaras pirateadas a las que los miembros de pago pueden acceder.

También asegura que a los ‘miembros VIP’ se les enseñará cómo «explorar, ver en vivo e incluso grabar» cámaras pirateadas a través de tutoriales y sesiones personalizadas,

Cámaras IP en riesgo

Clement Lee, responsable de soluciones para Asia-Pacífico de la firma de seguridad de Check Point Software, explica que muchas de estas cámaras están en riesgo, ya que normalmente se instalan para acceder a ellas de forma remota a través de Internet. «La piratería de cámaras IP es posible si se puede acceder a ellas desde un servicio en nube central o si se exponen a Internet». asegura.

«Por lo general, es el resultado de una mala gestión de las contraseñas», por lo que aconseja a los usuarios de este tipo de dispositivos evitar el uso de contraseñas simples y repetirlas en varios servicios de Internet como lamentablemente suele ser frecuente. Y por supuesto, no usar la contraseña predeterminada que instaló el fabricante en la cámara.

También recomienda adquirir una cámara IP de una marca de confianza que ofrezca funciones de seguridad fiables y un buen soporte de actualizaciones de seguridad, recomendando su instalación en cuanto esté disponible.

Y sentido común. «Nunca asuma que su cámara es segura», dice el ingeniero de Check Point. «La mejor manera de evitar ser víctima de piratas informáticos es evitar compartir datos personales en línea» si son tan comprometidos como los que nos ocupan.

Y es que el propio usuario tiene mucho que decir en materia de seguridad y debe ser el máximo interesado en proteger su privacidad, mucho más en escenarios de cámaras de seguridad de circuito cerrado casero donde se muestra su casa y su familia.

Y no olvides las cámaras web. La videoconferencia es una herramienta preferente de colaboración empresarial y de comunicación personal. Sin embargo, son dispositivos sumamente peligrosos en manos de ciberdelincuentes y no está de más extremar su seguridad cuando no están en uso.

 

Fuente: muyseguridad

¿Quién está en línea?

Hay 97 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

12881159
Hoy Hoy 663
Ayer Ayer 716
Esta semana Esta semana 663
Este mes Este mes 18238
Total de Visitas Total de Visitas 12881159

Día con más
visitantes

08-11-2020 : 1132

Gracias por su visita