Sábado, Septiembre 26, 2020

Evita que tu Smart TV te espíe: Trucos y consejos de privacidad

Seguridad-

Ahora que las televisiones también son inteligentes no solo tenemos la ventaja de poder conectarnos a internet para revisar redes sociales o aplicaciones sino que también suponen un riesgo más, un dispositivo vulnerable más que añadimos a los “miedos” habituales. Si quieres evitar ser espiado por la Smart TV hay algunos trucos que podemos seguir para mejorar los ajustes de privacidad o estar más seguros cuando estemos delante de la misma.

Si tienes una televisión convencional y clásica no corres ningún riesgo porque el mayor peligro es engancharte a algún programa que encuentres o que llames a algún número 800 cuando hagas zapping. Pero si está conectada a Internet puede ser objetivo de virus y malware, de hackers que aprovechan que nos confiamos más en este que en otros aparatos como móvil un ordenador.

Ativirus-para-smart-tv

¿Es más inseguro que otros dispositivos?

Como siempre, depende de nuestro uso y de cómo utilicemos este televisor. Tendremos más riesgos en caso de usar aplicaciones de dudosa fiabilidad, descargar series o películas de webs piratas, introducir memorias o pendrives que hemos usado en ordenadores compartidos, etc. La ventaja es que la mayoría de usuarios no navega con su televisor y apenas descarga aplicaciones, solo usa las que vienen por defecto y eso hace que no corramos peligro en la mayoría de los casos.

Pero conviene tener una serie de precauciones porque pueden recopilar información personal, podemos poner en peligro contraseñas e incluso pueden poner en riesgo la intimidad si tienen cámaras o si hay algo conectado de forma externa. Las medidas habituales son las de siempre (evita páginas no fiables, extrema cuidado con tus datos, no des información bancaria…)

Cuidado con el WiFi y la red

Lo habitual será que tu televisor esté conectado a la red WiFi de casa o bien a través del cable. Y es lo lógico que esta red esté protegida. Puedes configurar el router para mejorar la seguridad. En caso de que estés conectado a una red pública (algo que parece improbable) o a una red compartida (vives en una residencia, en un piso con muchas personas…) extrema las medidas de seguridad con la red WiFi y busca una VPN que pueda ser compatible. No conectes el televisor a una red WiFi pública en ningún concepto y usa contraseñas seguras y robustas para acceder al WiFi. Nada de 123456 ni QWERTY.

Usa un firewall

Si tu router lo permite, activa el firewall. También puedes activarlo directamente en algunos modelos de televisión pero no todos lo incluyen. En cualquier caso, úsalo siempre que esté disponible o cambia a un router que lo permita.

Cuidado con páginas, enlaces

Por lo general no usamos la televisión para navegar de la misma forma que lo haces con el teléfono móvil o con el ordenador porque no solemos realizar compras online, por ejemplo. Pero sí debes tomar las medidas habituales que se aconsejan para mantener la privacidad y la seguridad en Internet: no hagas clic en enlaces de dudosa fiabilidad, no entres en páginas que pueden ser peligrosas, no confíes en cualquier oferta ni des tus datos personales. Si usas tu televisión para ver series online a través de páginas piratas puede ser una de las principales causas de que acabes con malware o virus que puedan suponer problemas más adelante. A la hora de navegar, busca que tengan un cifrado seguro. Y si descargas archivos hazlo siempre desde páginas verificadas que te aseguren que lo que vas a añadir a tu televisor es completamente fiable.

Cambia la configuración

La mayoría de Smart TV tienen todo tipo de opciones para que modifiques los ajustes de privacidad y consigas un resultado más  seguro. En Samsung, por ejemplo, podrás ir al apartado “Seguridad inteligente” que activará un análisis de tu televisor y podrá analizar si hay algo que esté poniéndolo en peligro.

Activa las actualizaciones automáticas

En caso de que haya algún agujero de seguridad, las actualizaciones automáticas permitirán que esto se solucione. En el caso de Samsung basta con ir a Menú y en “Soporte técnico” puedes encontrar la opción “Actualización de software”. Normalmente estas actualizaciones se hacen de forma automática pero revisa este apartado para comprobar que se ha hecho. Desde aquí podrás ver dos opciones: Actualizar ahora o actualización automática. Configura la actualización en tu televisor. En el caso de LG también podrás acceder desde Ajustes > General > Acerca de esta TV > buscar actualizaciones. Puedes marcar la opción de “Permitir actualizaciones automáticas” para poder despreocuparte de este apartado.

Ajusta la privacidad

Dependerá del televisor que puedas cambiar los ajustes del televisor. Por ejemplo, en Android TV permite que deje de compartir información. Android está en muchos televisores de la actualidad como sistema operativo predeterminado y comparte todo tipo de información como nombre del dispositivo, código postal, ubicación, ajustes del dispositivo o ID del dispositivo. Google también tiene información si vinculamos nuestra cuenta y tendrán información a nuestro nombre, email, URL y foto de perfil, etc.

Pero si quieres que esto no ocurra, puedes dejar de compartir información desde la Smart TV con Android TV para que Google no pueda usar la información personal ni pueda compartirla con terceros, por ejemplo.

  • Toca sobre el botón del micrófono en el mando
  • Di “Desactivar compartir información”

Podrás volver a activarla siempre que quieras pero así evitarás que la información se comparta.

Desactiva micrófonos

Quizá has visto algún mensaje en tu pantalla que te pide permiso para activar micrófonos y reconocimiento de voz y así poder controlar el televisor sin necesidad de mando. No permitas estos accesos y así evitarás que un malware pueda escucharte. Normalmente las marcas de televisores no van a escucharte (revisa bien los términos y condiciones) pero acceder al micrófono puede traer problemas en caso de un agujero de seguridad del que algún hacker pueda aprovecharse. Busca entre los ajustes para silenciar el micrófono y revisa los permisos que puedas haber concedido al televisor en los juegos o aplicaciones instaladas.

Cuidado con pendrives o memorias externas

Si usas un disco duro externo o una unidad USB asegúrate que no está infectada. Si has utilizado ese mismo dispositivo para imprimir documentos en algún centro público o si lo has usado en ordenadores del trabajo o de la facultad, formatea antes de introducirlo en la televisión o revisa que no haya ningún archivo peligroso. Puede que hagas que el malware llegue a la Smart TV a través de este medio.  También puedes escanear su contenido en el ordenador antes de usarlo a través de algún programa especializado que detecte malware en unidades externas. Podrás introducirlo sabiendo que no supone ningún riesgo. O bien usa antivirus (te los explicamos a continuación) que analicen este tipo de unidades externas.

Cubre la cámara

Puede parecer exagerado pero si quieres más privacidad, más vale prevenir. Si tu Smart TV tiene una cámara incorporada en la parte frontal, tápala con cualquier cosa que se te ocurra. Habitualmente pegar un trozo de papel en la cámara es una opción para el ordenador pero puede ser incómodo en el caso del televisor. Busca un pequeño fragmento de cinta adhesiva oscura o píntala con un rotulador y colócala justo en el frontal, donde el sensor de la cámara. Así en el caso de malware o hackeo podrás evitar que te espíen estando en casa o en el sofá y algún software capte imágenes.

Revisa todas las aplicaciones

En la Smart TV instalas todo tipo de aplicaciones: para ver series, conectarte a redes sociales, juegos que controlas a través de un mando con Bluetooth. Desconfía si te piden permisos de voz, de vídeo, si te pides datos personales o tomar el control. Evita aceptar los permisos de las aplicaciones que no te generen confianza como puedes ser juegos o aplicaciones que instalen. Y evita siempre usar tiendas de aplicaciones que no sean las del propio televisor para prevenir apps con malware.

Usa un antivirus

Por lo general, algunas televisiones incorporan su propio antivirus. Y si no lo incorpora, conviene que tengamos en cuenta qué sistema operativo tiene instalado para elegir uno u otro a la hora de descargarlo y si está disponible.

El ESET Smart TV Security es uno de los más completos y está disponible para cualquier televisor que funcione con Android. Una vez que lo tengas, solo ve a la Google Play Store y descárgalo. La gran ventaja es que no solo analiza el televisor en busca de malware sino que también es capaz de analizar si tienes aparatos USB conectados y así te asegurarás de evitar cualquier riesgo. Es gratuito aunque hay una versión de pago antiphising o que permite programas análisis periódicos por si nos olvidamos de activarlo de vez en cuando.

En el caso de que tengas un televisor Samsung que funcione con sistema operativo Tizen no tendrás que preocuparte de antivirus porque cuenta con uno integrado de la compañía McAfee que está activado de forma automática. Sólo tendrás            que buscar “Seguridad inteligente” y hacer un escáner. También podrás ver si hay elementos que han sido aislados por ser potencialmente peligrosos y los encontrarás en la “Lista de aislados” del televisor.

 

Fuente: adslzone

 

Protege-3-

¿Quién está en línea?

Hay 80 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

12835518
Hoy Hoy 297
Ayer Ayer 682
Esta semana Esta semana 3645
Este mes Este mes 17096
Total de Visitas Total de Visitas 12835518

Día con más
visitantes

06-02-2020 : 1400

Gracias por su visita