Domingo, Septiembre 15, 2019

Así es como Microsoft quiere que Windows 10 sea un sistema más ligero en versiones futuras

w10-ligero

Una de las principales quejas, o peticiones, que muchos de los actuales usuarios de Windows 7 tienen y por las que no migran a Windows 10, es por el excesivo consumo de recursos del equipo que, según ellos, hace esta versión en concreto del sistema operativo.

Claro está, esta es una visión que depende del punto de vista desde el que se mire. Por ejemplo, para aquellos que dispongan de PCs un tanto antiguos o limitados en cuanto a especificaciones internas, Windows 10 probablemente haga un elevado consumo de recursos en comparación a Windows 7. Por el contrario, aquellos que cuenten en su haber con ordenadores más modernos o equipados, no notarán ese consumo, por lo que les dará lo mismo.

Con todo y con ello, a los que no debe darles lo mismo, ni mucho menos, es a los máximos responsables del gigante del software, más si pretenden que millones de usuarios migren a Windows 10 tras la retirada del soporte oficial para Windows 7. Y es que hay que tener en cuenta que aún muchos millones se encuentran a gusto trabajando con esa versión antigua del sistema, por lo que ni se plantean, o no pueden realizar la migración.

Microsoft tiene que convencer a los usuarios para que migren a Windows 10

Por tanto y llegados a este punto, podríamos decir que la firma con sede en Redmond en los próximos meses va a tener dos buenas oportunidades con las que podrán intentar convencer a los usuarios de que lleven a cabo la deseada migración. Estas oportunidades a las que nos referimos se van a presentar con las dos próximas grandes actualizaciones del sistema, la 19H2 y la que se conoce de momento como la 20H1.

19h2

Eso sí, mientras que la segunda actualización de características de este año 2019, la mencionada 19H2, se considera como una actualización menor, incluso como un Service Pack, la importante será la primera de 2020, la 20H1. De hecho la mayoría de las versiones de prueba que se están enviando a los Insiders corresponden a la segunda, donde estamos viendo interesantes novedades.

Os decimos todo esto debido a los más recientes descubrimientos que se han hecho en esta nueva versión de Windows 10 para el año que viene, donde se ven los primeros vestigios de por dónde puede ir Microsoft con el fin de “aligerar” el propio sistema operativo. De hecho a lo largo de esta misma semana que toca a su fin, los compañeros de SoftZon nos informaron de que la popular aplicación de dibujo, Paint, iba a pasar a ser una característica opcional de Windows 10 en la mencionada 20H1, al igual que ocurrirá con Wordpad.

Esta es una medida que será de agradecer para la mayoría, ya que los habituales de la app podrán seguir haciendo uso de la misma, a pesar de los rumores pasados acerca de su posible desaparición, y aquellos que no estén interesados en Paint, ya no tendrán que “cargar” con ella en el sistema operativo. Sin embargo y por lo que se está sabiendo ahora, parece que este va a ser un camino que no se va a tomar una sola vez, sino que otra aplicación mítica de Windows, igualmente va a ser eliminada por defecto.

Otra aplicación que no vendrá por defecto integrada en Windows 10

Como os decimos, todo el mundo espera que la primera gran actualización del sistema en 2020 venga cargada de nuevas características, al menos las que no llegarán este otoño. Esto es algo que se producirá durante la primera mitad del año que viene, pero visto lo visto, el gigante de Redmond no solo está planeando añadir nuevas funciones, sino que también está pensando en eliminar otros elementos que llevan años entre nosotros de forma implícita.

Como os hemos dicho esto va a suceder con Paint, pero al parecer algo similar ocurrirá con el también más que conocido Bloc de notas. De este modo tanto con la app de dibujo como con la centrada en el tratamiento de textos, la empresa ya ha comenzado a sentar las bases para pasen a ser elementos opcionales en Windows 10.

Así, como la mayoría de vosotros ya sabréis, estas características opcionales de Windows 10 son muy fáciles de eliminar, lo que significa que el Bloc de notas y la aplicación Paint se podrán desinstalar en pocos segundos, como también nos explicaron los compañeros de SoftZone en la entrada anteriormente indicada.

paint-microsoft

Llegados a este punto, la pregunta que nos podemos llegar a hacer es si los de Redmond seguirán por este mismo camino en lo que respecta a otras aplicaciones y funciones que de entrada en estos momentos encontramos instaladas en Windows 10. De lo que no cabe duda es de que para la mayoría de los usuarios, esto podría convertirse en un punto muy positivo, ya que libraría de contenidos innecesarios incluidos en Windows 10 por defecto, al tiempo que permitiría a los usuarios tener mucho más control sobre el propio sistema operativo y su funcionamiento.

Cierto es que es las apps instaladas por defecto en el sistema facilitan el trabajo de los más inexpertos en los primeros días con Windows 10, pero en la mayoría de los casos no se usan casi nunca, por lo que su conversión a elementos opcionales, supondría un importante avance.

¿Qué os parece esta decisión de Microsoft de ir convirtiendo aplicaciones integradas en Windows 10 como opcionales?

 

Fuente: adslzone

¿Quién está en línea?

Hay 421 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

12494064
Hoy Hoy 205
Ayer Ayer 746
Esta semana Esta semana 4612
Este mes Este mes 10601
Total de Visitas Total de Visitas 12494064

Día con más
visitantes

05-11-2019 : 3420

Gracias por su visita