Jueves, Julio 18, 2019

Así es como la piratería mejora los servicios streaming como Netflix o Spotify

pirat

En un principio se podría decir que la piratería de contenidos sujetos a derechos de autor es todo lo contrario a lo que en estos momentos nos ofrecen las plataformas de audio y vídeo streaming de pago legales, y las razones son obvias.

Sin embargo tampoco podemos negar que este movimiento pirata en Internet que lleva entre nosotros desde hace casi dos décadas, ha ayudado en gran medida a lograr alcanzar lo que son estos servicios online hoy día como Netflix, Spotify o Amazon Prime Video, y de hecho sigue «colaborando» y ayudando a su mejora, aún sin quererlo. Y es que como hemos comentado en otras ocasiones, los cientos de millones de usuarios que en estos momentos pagan por una suscripción a alguna plataforma streaming de contenidos digitales, en parte deben agradecer su existencia a esos «despiadados» piratas de Internet que tanta controversia generan.

Es más, estos servicios a la carta de pago probablemente ni siquiera existirían de no ser por esta piratería de contenidos, o al menos no tendrían nada que ver con lo que son capaces de ofrecernos en la actualidad. Decimos todo esto debido a que hay que tener en cuenta que a finales de los 90 y principios de la década pasada, las compañías discográficas cobraban unos precios excesivos por los CDs de música que lanzaban, ya que el mercado por aquel entonces en este sentido estaba bastante limitado, por lo que si te gustaba un disco, lo más probable es que pagases lo que fuese por el mismo. Pero claro, fue entonces cuando la piratería en Internet, probablemente propiciado por estos elevados precios, empezó a hacer su aparición.

spotify-1

A esto hay que sumarle que las compañías discográficas evitaron apoyar los servicios digitales a toda costa, ya que los veían como un serio peligro para su negocio de aquel entonces, por lo que servicios P2P como Napster empezaron a extenderse y la música gratis empezó a llegar a todo el mundo, aunque fuese de forma ilegal. Entonces Apple vio esto como una oportunidad, nos referimos a la música digital, y lanzó iTunes, la primera tienda de música en formato digital de éxito, aunque con el tiempo se vio seriamente perjudicada por sus políticas DRM, por lo que plataformas como Spotify surgieron como respuesta.

Los servicios de vídeo y música streaming deben en parte su razón de ser a la piratería

Y con Spotify y su enorme aceptación a nivel mundial, empezó todo, es decir, ese sector de contenidos multimedia a la carta vía streaming a los que nos podemos suscribir hoy en día. Sirva como ejemplo que solo un año después de la aparición de Spotify, Netflixdio a conocer sus primeros servicios streaming de vídeo al darse cuenta de que el negocio de los DVDs que realizaba hasta entonces, tenía los días contados, al igual que estaba sucediendo con la música.

Pero la influencia de la piratería en Internet no acabó ahí, ya que a medida que ambos sistemas de consumo de contenidos han ido creciendo con el paso de los años, podríamos decir que en estos momentos este uso ilícito fomenta el streaming de alta calidad. Sirva como ejemplo el caso de Amazon Prime Video, que en el pasado año 2018 redujo a la mitad el tamaño de sus archivos de vídeo, lo que afectó directamente y de manera negativa a la calidad de estos contenidos, lo que no gustó a casi nadie.

netflix-hbo-amazon

Esto fue confirmado precisamente por uno de los sectores que más saben del ripeo y conversión de vídeo como es la comunidad pirata, con lo que difundieron la información y mucha gente se dio de baja en el servicio del gigante de las compras. Por tanto Amazon tuvo que recapacitar y volver a invertir la calidad de sus vídeos, algo de lo que tomaron buena nota el resto de plataformas de vídeo a la carta, llegando poco a poco el 4K a estas disponible para los suscriptores y además convirtiéndose en uno de los principales reclamos para atraer nuevos clientes.

Los precios, otro elemento clave para el crecimiento de servicios como Netflix o HBO

También hay que tener en cuenta que la calidad del vídeo no lo es todo, sino que en ese tándem que forman las plataformas legales y la piratería, tiene una enorme importancia todo lo referente a los precios de suscripción mensual. Como no podía ser de otro modo esta es otra de las bazas con las que continuamente juegan estas empresas con el fin de intentar atraer nuevos clientes y, si es posible, robárselos a la competencia.

Pero claro, de algún modo deben amortizar los miles de millones de dólares que se están invirtiendo en las cada vez más habituales producciones propias que cada plataforma nos quiere ofrecer en exclusiva, por lo que la subida de estos precios es una solución, como de hecho acaba de suceder con el gigante Netflix.

Por el contrario estas subidas animan a la gente a piratear contenido, de hecho cada vez que Netflix anuncia una subida, el uso de clientes torrent como BitTorrent a su vez también aumenta. Por tanto esto se podría considerar como una «advertencia» silenciosa de los piratas, dejando entrever que los usuarios no están en predisposición de pagar lo que sea por tener acceso a estas plataformas, ya que en muchos casos podrán seguir echando mano del «comodín» de la piratería.

 

Fuente: adslzone

¿Quién está en línea?

Hay 348 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

12448332
Hoy Hoy 35
Ayer Ayer 623
Esta semana Esta semana 1872
Este mes Este mes 15565
Total de Visitas Total de Visitas 12448332

Día con más
visitantes

05-11-2019 : 8055

Gracias por su visita