Jueves, Agosto 13, 2020

Un móvil de grafeno podría recargarse gracias al WiFi

wifi-grafeno

La carga inalámbrica tiene algunas ventajas con respecto a la carga tradicional en la que tenemos que conectar el móvil mediante un puerto físico a la corriente, pero todavía tiene mucho camino por recorrer para que realmente ese calificativo supongo un salto revolucionario. Hasta ahora, es necesario que el teléfono móvil esté en contacto con el cargador inalámbrico, pero puede que no sea así en un futuro no muy lejano. Investigadores del MIT han sentado las bases de un sistema que podría aprovechar las señales WiFi para recargar el móvil. Eso sí, el grafeno tendría un papel importante.

Cualquier dispositivo que emita señales WiFi emite también ondas de terahercios, radiación submilimétrica o frecuencia tremendamente alta conocida como rayos T (su rango de frecuencia está entre 300 GHz y 3 THz). Esta radiación también se genera por parte de casi cualquier cosa con temperatura, como nuestros propios cuerpos o algunos objetos que nos rodean. Ese es el punto de partida del MIT.

Ondas de terahercios para recargar móviles o cualquier cosa

Las ondas de terahercios se podrían aprovechar como fuente de alimentación alternativa. El MIT nos pide que nos imaginemos un teléfono móvil que, de forma pasiva, absorbe los rayos T y los utiliza para carga su batería. Sin embargo, hasta la fecha no existe una forma práctica de capturarlos y convertirlos en algo que pueda ser aprovechado.

grafeno

Ahí es precisamente donde entra el MIT con su idea que permite, según ellos, convertir los rayos T ambientales en electricidad para alimentar a los dispositivos que tengamos en casa. Su diseño se basa en el comportamiento atómico del grafeno, el material del que llevamos mucho tiempo esperando grandes cosas. Los investigadores han descubierto que, combinando grafeno con nitruro de boro, los electrones del primero desvían su movimiento en una misma dirección. Cualquier rayo T a su alcance podría entonces “fluir” en una sola dirección como la corriente continua.

Los investigadores publicaron el pasado viernes los resultados de sus investigaciones en Science Advances y ahora mismo trabajan en proyectos experimentales para llevar el diseño a un dispositivo físico. Hiroki Isobe, líder del proyecto, señala que estamos rodeados de rayos T y que, si podemos convertirlos en fuente de energía, puede que cambiemos complemente nuestras vidas.

Convertir las ondas que nos rodean en fuentes de energía no es algo nuevo para los investigadores. Estos llevan años buscando las formas de aprovechar las ondas de radio para crear nuevas fuentes de energía. Sin embargo, hasta ahora nadie había logrado aplicar los estudios a los rayos T.

 

Fuente: MIT | adslzone

 

coronavirus-5

¿Quién está en línea?

Hay 254 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

12806959
Hoy Hoy 90
Ayer Ayer 610
Esta semana Esta semana 2893
Este mes Este mes 12206
Total de Visitas Total de Visitas 12806959

Día con más
visitantes

05-10-2020 : 1630

Gracias por su visita