Miércoles, Octubre 24, 2018

La SGAE y el dinero: Destituyen a su director general por unos desajustes en las recaudaciones

SGAE

La SGAE es una organización que no es ejemplo de nada. El escándalo de “La rueda” con beneficios millonarios con nocturnidad y alevosía, el teatro cerrado en Sevilla que costó 75 millones o el gasto de 40.000 euros en prostitutas con la ‘Visa SGAE’. Ahora, para que el caos siga reinando, Luis Felipe Palacios, director general de la SGAE, ha sido destituido tras poco más de un año.

Lo cierto es que la SGAE, Sociedad General de Autores y Editores, siempre ha estado en el centro de la polémica por una o por otra razón. Varios escándalos que han obligado incluso al Gobierno a controlar al milímetro a la SGAE a partir de este momento. Ni siquiera los autores están a favor de la actual gestión de este organismo.

A esto tenemos que sumar que a la SGAE le sale competencia en la gestión de los derechos de autor gracias a la nueva regulación europea de derechos de autor con la llegada de Unison, que nace con una nueva forma jurídica autorizada por el Ministerio de Cultura el pasado mes de septiembre en respuesta a esa directiva europea.

El caos de la SGAE no cesa con la destitución de su director general

Según acabamos de conocer, el director general de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), Luis Felipe Palacios, ha sido destituido este mismo lunes. Todo ha sucedido en el marco de una reunión extraordinaria de su junta directiva en la que se ha acordado la votación de este asunto.

Con 19 votos a favor y 18 votos en contra se ha decidido su cese. Este es el número 2 de la organización sin ánimo de lucro que se ve obligado a abandonar el cargo tras poco más de un año desde su nombramiento y después de haber sido el director financiero de la entidad antes de acceder a este.

La decisión se produce por petición expresa del presidente de SGAE, José Miguel Fernández Sastrón, por unos desajustes de la partida “pendiente de identificar”. De esta forma se conoce a aquellas partidas que no se han podido liquidar a sus legítimos autores por problemas logísticos o de identificación.

Lo dicho, una nueva vergüenza en una organización que sigue dejando puntos negros en la historia de la gestión de los derechos de autor en nuestro país. Una lástima que nadie haga nada por ponerle fin de una forma contundente.

 

Fuente: elmundo | adslzone

¿Quién está en línea?

Hay 113 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

12240671
Hoy Hoy 54
Ayer Ayer 1335
Esta semana Esta semana 2861
Este mes Este mes 32948
Total de Visitas Total de Visitas 12240671

Día con más
visitantes

10-19-2018 : 1721

Gracias por su visita