Los más afortunados tienen con la llegada del verano la excusa perfecta para marcharse a sus segundas residencias para lidiar contra los meses más calurosos del año. Si este es tu caso, probablemente te hayas encontrado en más de una ocasión ante la tesitura de tener que investigar cuáles son las mejores opciones que existen para tener una conexión a internet estable, sin que esto implique tener que estar todo el año pagando la correspondiente cuota mensual.

Por suerte, desde Movistar nos lo han puesto muy fácil para este periodo estival. El operador azul ha recordado a través de su cuenta de X el servicio Segunda Residencia. Una modalidad sin permanencia que nos permite llevar internet a una segunda ubicación por un precio que parte de los 14,90€ y que, además, no tiene cuota de alta añadida.

+++++++

Así puedes tener internet en tu segunda residencia

Durante las últimas semanas, diferentes operadores han ido lanzando al mercado su propuesta para ofrecernos internet en nuestra segunda residencia, vinculando este servicio a nuestro contrato principal. En el caso de Movistar, se trata de una tarifa que está pensada para todos aquellos que quieren disfrutar de una conexión a internet estable y potente, sin necesidad de tener que comprometerse a un contrato a largo plazo que va a estar en desuso la mayor parte del año.

Una de las principales características que nos ofrece este servicio es la flexibilidad del mismo. Movistar, consciente de que no siempre vamos a necesitar la misma velocidad que en nuestra vivienda principal, nos ofrece la opción de escoger entre diferentes packs, adaptándose a un amplio abanico de posibilidades:

  • Fibra Adicional 10 MB con un precio de 14,90€.
  • Fibra Adicional de 300 Mb por 19,90€.
  • Fibra Adicional 1Gb por 24,90€ al mes.

En todos los casos, la cuota de alta es gratuita, como ya hemos anticipado previamente. Y, además, tampoco tenemos ningún compromiso de permanencia. Un conjunto de ingredientes que convierten a este servicio en una de las mejores opciones que podemos encontrar actualmente en el mercado para poder tener acceso a internet de una forma rápida, cómoda y sin compromisos.

Todos los servicios

Con este servicio, Movistar nos ofrece una alternativa más a la clásica opción de compartir internet desde nuestro smartphone. Que pese a que es una buena solución para momentos puntuales, no presenta la misma estabilidad en la conexión que nos va a proporcionar una instalación de fibra como a la que estamos haciendo mención.

Además, desde el operador azul confirman que vamos a continuar disfrutando de todos los servicios habituales que vienen incluidos en nuestro contrato principal, como la posibilidad de acceder a los canales de fútbol, la incorporación de un router que nos garantiza la mejor cobertura inalámbrica posible o la aplicación Smart Wifi que nos ofrece la posibilidad de poder personalizar el nombre y la contraseña de nuestra conexión, configurar los horarios de desconexión o medir la calidad de la señal que de la red WiFi a lo largo de las diferentes habitaciones de nuestra vivienda. Todo ello, como ya hemos mencionado, con un coste que no llega a 15 euros en la tarifa más básica y que cuenta con diferentes opciones para adaptarse a nuestras necesidades.

 

Fuente: adslzone