Tal vez no te hayas dado cuenta, pero la técnica conocida como el smishing es una de las estafas más comunes que los hackers suelen poner en circulación para cometer sus delitos cibernéticos. De hecho, decenas de empresas españolas han sido sometidas a suplantaciones de identidad por medio de esta práctica fraudulenta, lo que aumenta más las posibilidades de engaño y sometimiento.

El SMS es la vía más sencilla y directa de sugestionar a los usuarios y convertirlos en víctimas de ciberdelito. Así, es mucho más viable caer en la trampa por medio de este tipo de mensajes que por otras vías menos frecuentadas, de tal modo que los malhechores pueden sumarse más victorias y obtener un botín mucho más abultado.

Por suerte, la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) y el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), han puesto en marcha una investigación exhaustiva para detectar un SMS sospechoso de la DGT que compromete la seguridad de los ciudadanos. A continuación, te describimos el contenido del mensaje y cómo puedes atajarlo para rehuir de una posible fatalidad.

¿De qué trata el SMS falso de la DGT y cómo puedo librarme?

Si has llegado a este punto del artículo, posiblemente hayas recibido el nuevo SMS que suplanta a la DGT o seguramente quieras informarte para que no te conviertas en su nueva presa.

Los organismos de ciberseguridad han alertado de una nueva campaña de mensajes de texto fraudulentos que suplantan a la DGT. En su contenido se puede reflejar una notificación sobre una presunta multa que debe ser pagada para evitar males mayores. Para ello, se facilita un enlace adjunto en el que el usuario es redirigido a una web donde se le solicitan datos personales y bancarios.

SMS3

Por supuesto, se trata de un claro caso de ciberestafa, por lo que se recomienda por encima de todo no pulsar sobre la URL, ya que tu privacidad quedará totalmente al descubierto. Así que, deberás hacer caso omiso, bloquear el SMS y eliminarlo.

En caso contrario, si finalmente has pinchado la dirección del dominio web, podrías estar en peligro, y lo mejor será que lleves a cabo los siguientes pasos que comparten las administraciones de seguridad al ciudadano:

  • Haz capturas de pantalla para recopilar datos y guarda cualquier mensaje que consideres como fraudulento y en el que te hayan solicitado tus datos.
  • Contacta con tu banco para dar de baja todas tus tarjetas y cambiar el número PIN de acceso a tus cuentas.
  • Dirígete a la oficina de policía más cercana para denunciar los hechos con todos los justificantes necesarios.
  • Contrasta la información que has recibido con la DGT. Esta plataforma nunca te avisará de tus multas por SMS o correo electrónico, sino que lo hará a través de correo postal.

 

Fuente: INCIBE | adslzone