La Casa Blanca ha llegado a una determinación clave para sentenciar a las autoridades rusas por chivos expiatorios. La Oficina de Industria y Seguridad Departamento de Comercio respaldada por el presidente de EEUU, Joe Biden, ha declarado que esta decisión se ha liberado concienzudamente, ya que se han exprimido todos los frentes sobre las ventajas e inconvenientes que podrían llegar a suponer esta resolución, y finalmente se ha optado por prohibir el uso del antivirus de origen ruso Kaspersky en toda la nación.

Asimismo, se ha lanzado un comunicado a todos los usuarios que están actualmente sirviéndose de la seguridad de Kaspersky para alertarles de que tengan en mente trasladar la privacidad de todos sus datos a otros programas antivirus de ciberseguridad para que su información no se vea afectada. De lo contrario, si siguen haciendo uso de todos los productos de Kaspersky, correrán riesgos y todas sus credenciales podrían estar en peligro.

EEUU señala a Rusia para poner fin a Kaspersky

Al parecer, según se puede observar en el informe detallado por las autoridades norteamericanas, el argumento de esta intervención de desalojo no viene dado por el uso de los servicios y productos de Kaspersky, sino más bien por las supuestas intenciones de Rusia de utilizar este antivirus para recabar datos de miles de personas que tengan instalado este programa de ciberseguridad en sus ordenadores, con el objetivo principal de provocar daños morales al gobierno de EEUU.

Por consiguiente, la secretaria del Departamento de Comercio, Gina Raimondoel ha dejado claro lo siguiente: «Kaspersky Lab está siendo usado por la militancia rusa para utilizar como arma sensible de Estados Unidos y nuestra misión es salvaguardar la seguridad nacional del pueblo estadounidense».

En definitiva, la resolución ha sentenciado a la empresa de ciberseguridad como la causante de los destrozos morales que ha podido causar durante los últimos años para filtrar información personal de todos sus usuarios y transferirla a las administraciones rusas para hacer un uso malintencionado. Y no solo los datos de clientes particulares, sino también de grandes corporaciones, ya que Kaspersky es un antivirus muy popular a nivel mundial.

¿Cuál es la opinión de Kaspersky?

Kaspersky dejará de venderse en EEUU el próximo 20 de julio, pero los usuarios podrán recibir actualizaciones hasta el 29 de septiembre. Ante esta situación, la compañía ha respondido en un comunicado a través de su red social de X (Twitter) que se les ha sentenciado basándose en «términos geopolíticos y preocupaciones teóricas», en vez de hacer una evaluación exhaustiva de si sus productos realmente corren peligro para la ciudadanía norteamericana.

Sin duda, esta condena a Kaspersky supone un duro golpe para su negocio y para los usuarios, ya se quedarían sin protección ante ciberamenazas. Sea como fuere, esto no parece que vaya a buen puerto, ya que Rusia no se quedará con los brazos cruzados. La guerra entre EEUU y Rusia sigue en pie.

 

Fuente: adslzone