Martes, Agosto 22, 2017

Cómo abrir un archivo o documento Excel dañado

Las herramientas incluidas en Microsoft Office son de las más utilizadas cada día por parte de los usuarios de todo el mundo. Rara es la persona que no usa a diario el Word, Excel o PowerPoint, por ejemplo. Sin embargo, a la hora de abrir alguno de estos archivos probablemente nos podamos encontrar con algún problema que otro. Por ejemplo, con relativa frecuencia nos podemos encontrar con dificultades a la hora de abrir un Excel, si es así, vamos a mostrar a continuación cómo podemos conseguir abrir un Excel dañado.

El principal fallo que nos solemos encontrar es un mensaje que se muestra en el momento de abrir el archivo y que nos dice que Excel no puede abrir el archivo porque está dañado. En este momento, son muchos los usuarios que no saben qué hacer y lo dan por perdido, pero realmente no es así y vamos a ver cómo podemos intentar abrirlo a pesar de que la herramienta nos muestre este mensaje.

Pasos a seguir para tratar de abrir un Excel dañado

Lo primero que podemos hacer es utilizar una herramienta incluida en el propio Excel y que aunque algunos conocerán, seguro que todavía no ha descubierto mucha gente. Por lo tanto, abrimos Excel y a continuación nos dirigimos a la opción de menú Archivo > Abrir. Esto nos abrirá una ventana del explorador de Windows para que busquemos el archivo Excel que queremos abrir, pues bien, una vez lo hemos encontrado lo seleccionamos y en la parte inferior de la ventana modal hacemos clic sobre la pestaña que aparece en el botón Abrir.

Ahí se nos desplegarán una serie de opciones entre las que podemos encontrar Abrir y reparar, que será la que vamos a seleccionar para ver si la propia herramienta Excel es capaz de reparar el archivo que estamos intentando abrir y conseguimos acceder a su contenido. Si todo va bien, veremos como se abre correctamente el Excel dañado.

Un fichero de Excel suele contener fórmulas que realizan diferentes cálculos en funciones de los valores de las propias celdas del archivo. En ocasiones, puede que alguna de estas fórmulas sea la causa de que el propio Excel reconozca el archivo como dañado. Para tratar de solucionar el problema y conseguir abrir un Excel dañado por esta causa, vamos a utilizar también una de las opciones que ofrece la propia herramienta de la suite de Microsoft.

En esta ocasión, abrimos Excel y vamos a la opción de menú Archivo > opciones. A continuación se nos mostrará otra ventana de Opciones de Excel donde debemos seleccionar la opción Fórmulas en el menú que aparece en el lateral izquierdo. Una vez hecho esto, en el panel de la derecha debemos ir a la sección Opciones de cálculo, cambiar la opción Automático por Manual y pulsar en Aceptar para que se guarden los cambios.

Esto hará que si el problema por el que Excel no puede abrir un archivo es el recálculo, evitemos que lo haga al abrir el documento y por lo tanto consigamos abrirlo. Si aún así no somos capaces de abrir el Excel dañado, entonces podemos recurrir a alguna herramienta de terceros diseñada para tratar de reparar archivos Excel dañados.

En este caso ExcelFIX es una de las más populares y la podemos conseguir desde la página web de la herramienta en este mismo enlace. Como podemos ver, el proceso de recuperación a través de ExcelFIX puede llevar unos minutos, pero aseguran que se realizará de forma totalmente confidencial en nuestro propio ordenador para evitar que los datos incluidos en el archivo puedan ser capturados por terceros. El único inconveniente de ExcelFIX es que se trata de una herramienta de pago, aunque eso sí, en el caso de no recuperar el Excel dañado, podremos solicitar la devolución de nuestro dinero.

 

Fuente: adslzone

¿Quién está en línea?

Hay 70 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

11678612
Hoy Hoy 529
Ayer Ayer 676
Esta semana Esta semana 1205
Este mes Este mes 16073
Total de Visitas Total de Visitas 11678612

Día con más
visitantes

07-13-2017 : 1012

Gracias por su visita